Un equipo de investigadores chinos asegura haber convertido cobre en un material “casi idéntico” al oro. El profesor Jian Sun  y sus colegas del Instituto Dalian de Física Química de la Academia China de Ciencias en Liaoning lo han logrado tras mucho tiempo de investigación cuyo método y resultado han publicado en una revista científica internacional.


por José María Martínez Gallego

Según un estudio publicado en la revista Science Advances, bajo el título “Congelación del cobre como un catalizador similar a un metal noble para la hidrogenación preliminar”, firmado por los investigadores Jian Sun, Jiafeng Yu, Qingxiang Ma, Fanqiong Meng, Xiaoxuan Wei, Yannan Sun y Noritatsu Tsubak, pertenecientes al Instituto Dalian de Física Química de la Academia China de Ciencias en Liaoning lo han logrado

Los investigadores han disparado a una placa de cobre con un chorro de gas de argón caliente cargado con electricidad. Las partículas ionizadas del chorro expulsaron los átomos de cobre de la placa. Estos se enfriaron y se condensaron en la superficie de un contenedor convirtiéndose poco después en una fina capa de arena.

Según el estudio, colocaron esos granos en una cámara de reacción y consiguieron utilizarlos para convertir carbón en alcohol, un proceso químico sofisticado y difícil que solo los metales preciosos, como el oro, son capaces de alcanzar.

“Las nanopartículas de carbón llevaron a cabo una reacción catalítica semejante a la del oro o la plata“, explica Sun en la revista científica.

El peso y la apariencia del cobre son muy similares a los del oro. De hecho, durante siglos los alquimistas han intentado convertir ese metal en oro, como recuerdan en un artículo publicado en el periódico asiático South China Morning Post.

El descubrimiento está siendo considerado como muy importante porque las nuevas propiedades que adquiere el cobre tras pasar por todas esas reacciones son la razón por la que se utiliza el oro en dispositivos como los teléfonos móviles. El nuevo material es resistente a las altas temperaturas, a la oxidación y a la erosión, según los investigadores.

Oroinformacion.com