Frank-Walter Steinmeier recibió un fragmento de esa sustancia fósil al cerrar la última mina de ese mineral en territorio germano.


El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, clausuró la última mina de carbón negro de su país y durante esa ceremonia uno de los mineros que trabajaba en el yacimiento le entregó un fragmento de ese mineral, informa DW.

Durante un evento que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre, ese alto funcionario germano mencionó el importante papel que esa sustancia fósil cumplió en el crecimiento económico y la historia de su país.

En 2007, Berlín decidió cerrar todas las minas de carbón negro de Alemania antes de que terminara 2018 por los altos costos y la contaminación que genera su extracción. Sin embargo, ese país europeo mantendrá la explotación a cielo abierto del carbón marrón o lignito.

FUENTE: Actualidad rt.

Canal 13 San Juan