La Secretaría de Políticas Mineras y el COFEMIN se propusieron como objetivo legislar sobre el cierre de minas. Argentina actualmente no cuenta con un código unificado en esta etapa del proceso minero, por lo que se trata de una materia pendiente. El cuidado del medio ambiente es el mayor objetivo. En Santa Cruz, Manantial Espejo inició las labores para el cierre del proyecto.


En el 2019 la minería en Argentina buscará avanzar en una ley de Cierre de Minas, se trata de una iniciativa impulsada por la Secretaría de Minería de la Nación que necesariamente debe contar con la intervención del Consejo Federal Minero (COFEMIN) y el Congreso de la Nación, entre otros actores públicos y privados.

En paralelo, en esta misma materia está el trabajo de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) en una labor conjunta con The Mining Asociation of Canada en el programa “Hacia una Minería Sustentable” (HSM). Se trata de un total de seis protocolos al que se le sumará el Cierre de Minas y Argentina podría transformarse en el primer país en implementarlo.

Así dadas las cosas, Argentina aún no cuenta con una legislación de Cierre de Minas y nuestro país posee proyectos maduros que de manera indeclinable se encaminan al cierre, por lo que es necesario afrontar los pasivos ambientales.

Si bien es cierto hay un vacío legal, las empresas que encaran esta parte de las operaciones deben regirse por las leyes ambientales vigentes en Nación y provincias y Código de Minería. Además, se ha utilizado la modalidad de adoptar las medidas que existen en países de gran tradición minera en la región como Chile y Perú.

Si bien es cierto una mayor inversión en exploración puede traer el alumbramiento de nuevos recursos, es necesario decir que el capital inversor no ha desembarcado en el país (al menos en el 2018) de acuerdo a lo previsto por el Gobierno Nacional, y esto tiene que ver con el programa económico que lleva adelante Cambiemos, generando una serie de incertidumbre. En un contexto de dudas en lo que se refiere a la economía, no hubo grandes anuncios en lo que concierne a la extensión de vida de los yacimientos actuales.

Apartándonos de los imprevistos que genera la economía, la tendencia actual en el país es avanzar hacia una práctica minera que adopte las mejores prácticas a nivel internacional que tienen por objetivo transparentar la industria.

Los especialistas aseguran que la minería genera un impacto, por lo que es recomendable controlar la actividad para disminuir a lo mínimo posible los pasivos ambientales. Al hablar de los impactos se hace referencia a las consecuencias sociales, ambientales y económicas que puede enfrentar una comunidad en el post cierre de las operaciones.

Alejándose de esta realidad, los nuevos principios de sostenibilidad de la minería buscan garantizar que no haya problemas de seguridad ambiental, además de fomentar el desarrollo económico y social de aquellas regiones que aceptaron el desarrollo de la minería. Por ello la práctica industrial debe evitar deteriorar los recursos ambientales de los lugares donde desarrolló sus operaciones contemplando que en un futuro inmediato se debe reutilizar el lugar para otras actividades productivas y con ello mejorar la calidad de vida de los pobladores.

Por todos estos motivos es necesario que Argentina legisle su Cierre de Minas, ya que las acciones incluidas en los Estudios de Impacto Ambiental presentados por las empresas ante las autoridades de aplicación se volvieron insuficientes, al igual que la contratación de un seguro. Los pro mineros, aseveran que Argentina debe tener como política de Estado el cierre de minas, y con ello garantizar el cuidado del ambiente sin generar daños a las poblaciones. Aseveran que es la mejor acción que se pueda desarrollar a favor de la actividad.

Participación

“En Argentina somos muy jóvenes en minería, nos falta desarrollar la actividad y tenemos la gran oportunidad de hacerlo aplicando las mejores tecnologías y técnicas disponibles en el mundo para evitar los daños al ambiente, pero a la vez que la sociedad participe de los monitoreos y de decisiones de la inversión local que trae la minería”, dijo al cierre de este año la secretaria de Políticas Mineras de la Nación, Carolina Sánchez.

Explicó que el Gobierno se propuso para el próximo año “cerrar y mandar a tratamiento legislativo un proyecto de Ley de Cierre de Minas -previsto en el Acuerdo Federal Minero-, que será algo fundamental porque en los próximos diez años se viene el cierre de algunos grandes proyectos”.

Pero sobre todo la nueva legislación incorporará el criterio que el cierre de mina debe ser incorporado desde el diseño del proyecto, no sólo desde la ingeniería sino también desde el financiamiento, por los altos costos que implica.

En tanto, la secretaria planteó el interés por “dejar una plataforma comunicacional para informar sobre la minería como base de actividad productiva, y trabajar en los procesos educativos para incorporar el conocimiento de los minerales a través de los sistemas formales e informales”.

“Tenemos un desafío inmenso de comunicar a la actividad de una manera distinta a la sociedad, pero queremos que la nueva minería sea un testimonio de que las cosas se pueden hacer bien y de manera muy distinta que hace 20 años”, explicó.

Cierres

En nuestro país hay proyectos que se encaminan a su cierre definitivo, uno de ellos es Mina Pirquitas en Jujuy, de hecho hay una presentación al Gobierno Provincial y Nacional sobre el plan del cierre.

En Catamarca, Alumbrera es otro de los emprendimientos que también será cerrado, aunque la planta será reutilizada para procesar el mineral extraído en Chinchillas. De todos modos, los propietarios de Alumbrera deben atender los pasivos ambientales.

En Santa Cruz también hay proyectos que se encuentran en su etapa de maduración, uno de ellos es manantial Espejo, propiedad de Minera Triton Argentina. De manera oficial, LOA supo que las operaciones de la firma canadiense se extenderán por un plazo de 5 años aproximadamente, por lo que la compañía ya comenzó con las labores de cierre de uno de sus pits y avanza en al revegetación del suelo utilizado.

En este punto, se recuerda que en marzo del 2019 se cumplirá un año desde que Minera Triton Argentina S.A implementó en sus operaciones de Gobernador Gregores el programa “Hacia una Minería Sostenible”.

En ese mes habrá auditorías externas en las que participarán integrantes de la sociedad y personal calificado del programa canadiense que certificarán si la práctica minera se realiza bajo estándares de calidad.

La Opinión Austral