Científicos de la Academia de Ciencias de Rusia han desarrollado una nueva tecnología que permite extraer un gramo de oro de cada tonelada de carbón utilizado en las calderas industriales, según informaciones del Centro Científico de Amur a la agencia Novosti.


por José María Martínez Gallego

El servicio de prensa del Centro Científico de Amur, una de las filiales de la Academia de Ciencias de Rusia, ha comunicado a la agencia rusa Nóvosti el desarrollo de un programa de investigación que permite convertir deshechos de carbón industrial en una pequeña partícula de un gramo de oro.

En los últimos tres lustros, los científicos analizaron la composición de muestras de carbón provenientes de diferentes zonas en la región del Amur y descubrieron que cada mil kilogramos de combustible fósil extraído en la cuenca de Erkovetskii contenía cerca de un gramo del codiciado metal precioso.

El dispositivo, que todavía es un prototipo, utiliza un complejo sistema de limpieza para obtener oro a partir del humo de carbón quemado. En primer lugar, todas las impurezas son eliminadas con ayuda de agua, luego el material restante pasa por distintos filtros hasta que se obtiene el concentrado aurífero que enseguida es refinado.

Conseguir solamente un escaso gramo de oro a partir de toda una tonelada de carbón puede parecer “mucho trabajo para poco resultado”. Sin embargo, el sistema puede ser bastante ventajoso en grandes fábricas que utilizan cantidades industriales del combustible mineral. Rusia produce 233 millones de toneladas de carbón al año.

Si se lograse un éxito total de transformación de carbón a oro el sistema no podría ser exportable, ya que los países cercanos de la Unión Europea están apoyando la eliminación de las extracciones de minerales como el carbón por ser altamente contaminantes.

Oroinformacion.com