El paladio ha sido el metal que más se ha revalorizado durante 2018, con un 19,6% de ganancia. La mayor parte de la demanda procede del sector del automóvil, que lo utiliza para la fabricación de catalizadores para los vehículos de gasolina, cuya cuota de mercado supera claramente a los diésel. Los analistas prevén que el paladio va a seguir subiendo, debido al esperado aumento en la fabricación de vehículos híbridos e híbridos enchufables.


por José Ángel Pedraza

La evolución de la demanda y el precio del paladio no va a depender del sector que actualmente constituye su mayor demandante: los fabricantes de vehículos con motor de gasolina. De hecho, el crecimiento previsto en la cuota de mercado de los vehículos eléctricos no va a afectar negativamente al metal, sino más bien al contrario.

Según explica desde la compañía rusa Norilsk Nickel (el mayor productor de paladio del mundo) su analista jefe y responsable de desarrollo de mercado, Anton Berlin, una parte cada vez más importante de la demanda futura de este metal va a venir de los fabricantes de vehículos híbridos, que también llevan una importante carga de platino.

De hecho, las previsiones de la compañía rusa apuntan a que, en 2019, la cantidad de platino utilizada en la fabricación de vehículos híbridos e híbridos enchufables triplicará a la que se empleó en 2016.

Desde Bloomberg apuntan también a un crecimiento de este sector del mercado automovilístico, al menos a medio plazo, citando un informe de JPMorgan del pasado mes de octubre, en el que el banco de inversión estadounidense pronosticaba que la cuota de mercado de los vehículos híbridos, que en 2016 se situaba en el 3%, se disparará hasta el 23% en 2025.

En el conjunto del año 2018, el precio del paladio ha crecido un 19,6% y ha llegado incluso a superar al oro como el metal más valioso. Además, el metal ha registrado un nuevo déficit de suministro (mayor demanda que producción) en el año que acaba de concluir, por séptimo ejercicio consecutivo.

En los últimos meses, los analistas han especulado con la posibilidad de que los fabricantes de automóviles optaran por utilizar platino para la fabricación de catalizadores, en vez del encarecido paladio. Sin embargo, desde Norilsk Nickel no creen que esta sustitución pueda llevarse a cabo a corto plazo, ya que el cambio lleva tiempo y puede que no resulte viable desde el punto de vista económico.

Según Bloomberg, algunos analistas se atreven a pronosticar una caída en el precio del paladio durante 2019, ya que las buenas perspectivas de la demanda ya han sido descontadas por el mercado.

Sin embargo, el futuro es optimista para el mercado del paladio, ya que el número de vehículos que montarán catalizadores con paladio crecerá desde los casi 76 millones de la actualidad a cerca de 90 millones en 2025, según las previsiones del banco suizo Julius Baer.

Su analista de commodities, Carsten Menke, cree que la demanda de metales del grupo del platino, en general, y de paladio, en particular, continuará creciendo durante los próximos seis años.

Oroinformacion.com