Sin haber prosperado las negociaciones que se desplegaron en 2018 ante la Intervención, la Intersindical contrató al reconocido abogado Eduardo Barcesat para avanzar contra el Estado Nacional en un recurso de amparo de no innovar. Busca “preservar el patrimonio de YCRT” y los “puestos de trabajo”. Se eligió este camino luego de conocerse el Presupuesto 2019.


La Intersindical de YCRT tiene previsto interponer ante la Justicia Federal, en las próximas semanas, un recurso de amparo de no innovar contra el Estado Nacional.

Desde las filas gremiales explicaron a La Opinión Austral que para ello contrataron el Dr. Eduardo Barcesat (de amplia trayectoria y destacado por su defensa a los Derechos Humanos) con el objetivo de defender YCRT, los puestos de trabajo y los pueblos de la Cuenca Carbonífera.

Producción

En declaraciones a “En el Tintero” por Radio LU12 AM680, el secretario general de ATE Río Turbio había explicado en la mañana de ayer que buscan que la Intervención a cargo de Omar Zeidan dé cumplimiento al pago de la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario (SAC) y detalló que “en este Gobierno quieren instalar que todo dependa de la producción y que no tengan que venir subsidios del Estado, pero son necesarios en una minera operada por el Estado Nacional, al menos hasta que entremos en la etapa de generación de energía”.

Sin embargo, aseguró que “está paralizada esa inversión del Gobierno Nacional, lo mismo que el yacimiento, para instalar que es necesaria la privatización”, recordando que en el Presupuesto 2019 está prevista una cifra apenas superior a los 870 millones de pesos para la empresa. Se sabe de manera pública que ese dinero es suficiente para el pago de sueldos por sólo algunos meses.

Por ello, la Intervención había puesto en valor los altos niveles productivos que alcanzó YCRT a finales de 2018. En declaraciones a LOA el cierre del año pasado, Mario Capello (gerente de Explotación) había recordado que el objetivo es producir 30 mil toneladas de carbón mensuales, lo que arrojará una producción anual de 360 mil toneladas. De todos modos, el ingeniero en Minas predijo que la empresa será sustentable cuando genere las condiciones para producir un millón de toneladas anuales.

Recurso

Pero para alcanzar ese nivel de producción los mineros de YCRT aún deben recorrer un largo camino, por lo que deben abocarse a resolver las urgencias.

Así fue que en su largo itinerario de reuniones con la Intervención a lo largo de 2018, terminaron dialogando con el Dr. Barcesat. “En las distintas luchas que dimos para defender la empresa, nos recomendaron dialogar con el abogado y le contamos toda la historia y presente de YCRT. Se determinó avanzar con un recurso de amparo de no innovar para defender los puestos de trabajo y la carboeléctrica estatal, que es lo que pedimos desde siempre para que no la privaticen”, precisó Luis Avendaño, de Luz y Fuerza Río Turbio.

De esta manera, los trabajadores buscan que se preserven los bienes del Estado, ya que “en el yacimiento se hizo mucha inversión y buscamos que no se toque el patrimonio de la empresa”.

Sin venta

En este orden, LOA supo que las negociaciones que desplegaron la Intersindical y la Intervención no prosperaron. “Mientras se discutió el Procedimiento Preventivo de Crisis, dijimos que la propuesta de la empresa se iba a estudiar cuando se supiera de manera pública el presupuesto para YCRT”, explicó el dirigente sindical, por lo que “al otorgarse un Presupuesto de 870 millones de pesos, se rechazó toda propuesta de modificación de la empresa por parte de la Intervención”.

Ante este escenario desfavorable, “decidimos avanzar hacia el recurso de amparo, no podemos permitir que la empresa no tenga futuro”.

En cuanto al Procedimiento de Producción de Corto Plazo, que propone la producción de las 30 mil toneladas de carbón, Avendaño dijo que los trabajadores cumplieron con su parte. “Los objetivos productivos se alcanzaron y allí están disponibles para la venta, ellos dijeron que con la venta de esa materia prima recaudarían unos 72 millones de pesos para el yacimiento y para hacer frente a lo que demanda el yacimiento, pero está todo frenado”, analizó el referente de Luz y Fuerza Río Turbio.

Por último, desde la Intersindical se esperanzaron con que “en este país funcione la Justicia y prospere el recurso de amparo”, pues no desconocen que “ante los despidos que hubo, la Justicia obligó a YCRT a reincorporar a muchos de los cesanteados, pero hicieron oídos sordos”.

La Opinión Austral