Científicos europeos han elaborado un primer mapa con depósitos de ferromanganeso en todos los fondos submarinos europeos, y ya buscan recursos de litio y cobalto en aguas españolas de Canarias, el Banco de Galicia o el Cantábrico, donde podrían extraer metales para los coches y la «energía del futuro».


«La importancia de estas materias primas críticas radica en la creciente demanda que de ellas hace la sociedad para atender a las necesidades de energías renovables y de los mercados tecnológicos», explica el Instituto Geológico y Minero de España. Y es que estos yacimientos submarinos tienen los recursos polimetálicos más importantes del planeta.

El mapa elaborado por los científicos proporciona una primera compilación de datos sobre la presencia de depósitos de ferromanganeso submarinos ricos en cobalto y litio en mares de toda Europa. Dichos depósitos se concentran en nódulos polimetálicos ricos en manganeso cobre y níquel, y costras de hierromanganeso ricas en cobalto, telurio, tierras raras y elementos del grupo del platino.

«Podemos apreciar una gran cantidad de recursos potenciales en costras de hierromanganeso ricas en cobalto en las Islas Canarias, el mar Noruego, el mar de Barents, el océano Ártico, los márgenes Ibéricos y el mar Mediterráneo occidental, mientras que los yacimientos de nódulos polimetálicos enriquecidos en cobalto y litio se encuentran en el banco de Galicia, mar de Kara, mar Báltico, el mar Tirreno y mar Cantábrico», concretaron los científicos.

Mediante la recopilación de datos, tanto de campañas oceanográficas realizadas por el Instituto Geológico y Minero de España como de datos publicados en artículos de investigación de otras instituciones y organismos, se han geolocalizado y representado esos depósitos.

ABC España