El banco de inversión Goldman Sachs ha elevado en más de un 10% sus previsiones sobre el precio del oro a tres, seis y 12 meses, debido a su puesta en valor como activo refugio, después de la volatilidad que se ha registrado en los mercados durante el pasado mes de diciembre.


por José Ángel Pedraza

El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs elevó sus previsiones sobre el precio del oro a tres, seis y 12 meses, incrementándolas un 10,7%. En concreto, la estimación de precio a tres meses ha pasado de 1.250 a 1.325 dólares la onza. A seis meses, el banco apuesta por un precio de 1.375 dólares la onza, en vez de los 1.300 que había pronosticado. Y para dentro de un año, su estimación se ha elevado desde los 1.350 a los 1.425 dólares la onza.

En un informe publicado el pasado 10 de enero, los analistas del banco señalan que la evolución del precio del oro va a estar apoyada por una demanda creciente de este metal como activo defensivo, y por el hecho de que los bancos centrales están volviendo a acudir al mercado para incrementar sus reservas, como respuesta a las crecientes tensiones geopolíticas que se están registrando.

Durante los últimos meses, el temor a una ralentización del crecimiento económico y la incertidumbre acerca de la política monetaria de la Reserva Federal han agitado los mercados de capitales. Los activos de mayor riesgo alcanzaron importantes revalorizaciones durante 2018, aunque durante el último mes del año la bolsa estadounidense registró su peor resultado desde la Gran Depresión que siguió al crash bursátil de 1929.

Según Goldman Sachs, durante esta etapa de volatilidad en los mercados, el oro ha superado la revalorización de la bolsa, con un 4% desde comienzos de diciembre. El informe apunta que durante las últimas semanas del año se ha producido un importante repunte de la aversión al riesgo entre los inversores, después de la publicación de los datos macroeconómicos en diciembre y de la preocupación por el futuro crecimiento económico en Estados Unidos.

A ello se ha unido también, según los analistas del banco, la incertidumbre sobre la futura política monetaria de la Reserva Federal. Tras un ciclo muy agresivo, las últimas declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, el pasado 4 de enero, apuntan a que este organismo va a mostrarse más paciente y que va a escuchar los mensajes que proceden de los mercados antes de tomar nuevas decisiones. Un periodo de pausa que, según Goldman Sachs, puede aprovechar el oro para disparar su precio

Oroinformacion.com