El presidente tuvo un frío encuentro con el candidato en Santa Cruz, que había faltado a la sesión del Presupuesto.


El presidente dejó las vacaciones que se tomó desde el 21 de diciembre para recorrer Tierra del Fuego y Santa Cruz. En la primera provincia fue plantado por la gobernadora Rosana Bertone pero en la segunda fue recibido por la cuñada de Cristina Kirchner.

Ambos mandatarios recorrieron obras de la represa hidroeléctrica Cóndor Cliff y Macri evitó los cruces. Por el contrario, se mostró en una actitud de concordia: «En las elecciones uno debate sus propuestas pero al día siguiente tenemos que estar todos tirando para la misma dirección», aseguró. Incluso la incluyó en una de sus bromas: «La gobernadora tuvo la delicadeza de parar el viento para mi llegada, pero siempre hay mucho viento», ironizó.

Quien no tuvo el mismo trato fue Costa, que en noviembre había faltado sorpresivamente a la sesión del Senado en la que se trató el Presupuesto 2019 y había abierto una grieta con la Rosada

Esa ausencia de Costa estuvo cerca de traerle problemas al Gobierno y le costó un reproche fuerte del peronismo. «No voté el Presupuesto porque defiendo los intereses de los santacruceños», aclaró el senador de la UCR luego de aquella sesión. Y aunque intentó bajar el tono y culpó entonces a Alicia y La Cámpora por la «situación crítica» que atraviesa la Provincia, dejó claro que cree que «el pueblo de Santa Cruz necesita otras respuestas y otro compromiso del Gobierno Nacional».

Admitió, también, que su desplante podía traerle «consecuencias políticas». Eso quedó en claro hoy, cuando Costa quedó en un segundo plano durante el acto con Alicia, algo muy diferente a lo que sucedió por la mañana en Tierra del Fuego donde Macri se pegó al candidato local Tito Stefani.

El presidente también había aprovechado su estancia en el country Cumelén de Villa La Angostura para sacarse fotos con los candidatos de Cambiemos en la Patagonia, como Sergio Wisky de Río Negro (por las dudas se sacó una con el gobernador Alberto Weretilneck) y Horacio «Pechi» Quiroga de Neuquén. Las fotos fueron difundidas propiamente por Presidencia.

Pero Costa, que en la previa a la visita de Macri se ilusionaba con encabezar el acto, se debió contentar con participar del evento que tuvo como protagonista a su rival en los próximos comicios y hablar sólo durante unos minutos con el presidente antes de que se subiera a un avión con destino a Chubut. Para colmó publicó en Twitter que participó de un acto junto a Macri, pero con una foto en la que no aparece.

Varias horas después del acto (cuando Macri ya había culminado su agenda del día en Puerto Madryn, adonde viajó desde El Calafate) y cuando el desplante ya había sido más que evidente, el Gobierno difundió una foto del breve encuentro con Costa. Hasta ese momento, el senador ni siquiera había sido mencionado en las gacetillas sobre la visita del Jefe de Estado a Santa Cruz.

Luego del acto con Alicia, Costa salió a hacer declaraciones radiales para hablar de su breve diálogo con Macri. «Le pedimos al Presidente que no nos deje solos en Santa Cruz: que no nos deje solos contra la corrupción, contra la impunidad de los que saquearon la provincia, y que nos ayude a concretar la obras que necesita nuestra provincia», disparó.

La Política on line