El gremio esperará una respuesta entes de tomar medidas. YMAD negó despidos pero reconoció ‘reemplazos’ de personal.


Conocidos los más de 10 despidos en YMAD,  la Asociación Gremial del Personal Jerárquico y Profesional de la Actividad Minera-YMAD, tomó cartas en el asunto e intimó a la empresa a que reincorpore a los trabajadores dados de baja.

El jueves, se conoció que la empresa interestadual despidió a dos empleados de las oficinas que tiene en la Capital, otros dos de las dependencias que posee en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y entre cinco y 10 que trabajan en el predio de Farallón Negro.

Según el gremio que representa al personal jerárquico y profesional de la firma (excepto el directorio), los despidos fueron sin causa y sin tener en cuenta la función y la antigüedad.

Apenas se supo de las bajas, el sindicato se declaró en estado de alerta, y advirtió sobre diferentes medidas para revertir esta situación.

En este marco, la primera determinación que tomó fue la de intimar mediante cartas documento a los miembros del directorio para que reviertan la situación e incorporen a los agentes dados de baja.

Como los telegramas fueron emitidos el viernes, se espera que recién el lunes lleguen a la empresa. Por tal situación, el gremio decidió dar cierto tiempo a los miembros del directorio para que respondan su pedido.

Si la conducción de YMAD sigue firme, promete tomar medidas de fuerza y realizar presentaciones judiciales.

Anteriormente, el sindicato había expresado duras críticas al directorio de YMAD, encabezado por Santiago Albarracín. “Asistimos al desmantelamiento y liquidación de la empresa por foráneos que persiguiendo la rentabilidad empresarial que no saben alcanzar con políticas de producción, recurren al ajuste a través de la reducción de personal”, dijo.

En ese marco, aseguró que la actual gestión redujo la producción de la firma en un 50% y que tercerizó tareas antes realizadas por el personal de YMAD, entregándoselas “a empresas privadas”.

“Todo esto con la única finalidad de privatizar la empresa y entregar a sus adquirentes una organización empresarial rentable, con el mínimo plantel de trabajadores”, sostuvo.

Por otra parte, los directores por parte de la Provincia, Ángel Mercado y Daniel Barros, también fueron objeto de los planteos del gremio, que los acusó de ser “cómplices del desguace de YMAD”, a pesar que, según el sindicato, Mercado le prometió al personal de la firma que “durante su gestión no se iban a producir despidos a pesar de las dificultades de producción”.

“Se ve que los intereses porteños, ya que la Presidencia de YMAD se ejerce en Capital Federal, son más fuertes económicamente que las necesidades de los habitantes de esta provincia”, añadió.

Finalmente, el gremio aclaró que  nada tiene que ver con la Asociación Sindical del Personal Jerárquico y Profesional de la Actividad Minera (ASIJEMIN) como se consignó en la edición de ayer, ya que esta última es una entidad nacional que no tiene ninguna injerencia en YMAD.

Niegan despidos

Ante la dura postura del gremio y el pedido de reincorporación de los empleados, el directorio de YMAD emitió un comunicado donde niega despidos y el “desmantelamiento” de la firma. “Desde 2016, YMAD incorporó a su operación cerca de 70 nuevos trabajadores, el 80%, oriundo de Catamarca y con funciones en la Mina Farallón Negro”, indicó.

En ese sentido, aseguró que la dotación actual en la mina es de 431 trabajadores, lo que representa un incremento del 20% en los puestos de trabajo con relación a 2016 cuando contaba 361. Además, adelantó que este año, la planta se incrementará a 436 empleados en la mina. “Nuestro presupuesto para el año en curso no considera reducción de colaboradores”, sostuvo. Sin embargo, reconoció que se pudieron haber realizado “movimientos de personal o reemplazo de colaboradores por cuestiones productivas”.

Finalmente, negó la “tercerización” de actividades y aseguró que por el contrario se implementaron políticas para favorecer a proveedores y profesionales locales y se profesionalizó al personal.

El Ancasti