En la provincia, la compra del material, indicador que marca la situación de la construcción, mermó un 12% en 2018, comparado con 2017. Las obras privadas son las que más retrocedieron.


Pablo Ferrer

El último semestre de 2018 fue catastrófico para la construcción en Salta, lo que quedó registrado en los niveles de consumo de cemento, indicador clave para medir la actividad.

De acuerdo a los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), en todo el año pasado el retroceso en la compra de ese material en la provincia fue del 12% comparado con 2017. Para encontrar una caída porcentual interanual semejante hay que remontarse al 2002, a la crisis de hace 16 años, cuando la baja llegó al 22%.

Si se pone el foco sobre los últimos seis meses de 2018, la merma fue del 27% relacionado al segundo semestre de 2017, lo que marca un correlato con el desarrollo de la crisis económica del país, que se inició en mayo pasado con los problemas cambiarios que luego se agudizaron.

A pesar de los porcentajes negativos, el volumen de cemento que se consumió en la provincia no fue bajo, se vendieron casi 319 mil toneladas de ese insumo en todo 2018, lo que ronda el promedio de los diez años anteriores.

Lo que explica la retracción del consumo tan elevada del año pasado es la comparación con 2017, cuando la venta de cemento marcó un récord histórico en los corralones y proveedores locales, que vendieron 363 mil toneladas del material.

Por sector

Los informes sobre los despachos de cemento se brindan en dos categorías: en lo que es la venta en bolsas y granel. El primero refleja la actividad de la construcción, sobre todo en el sector privado, y la compra sin fraccionar corresponde en mayor medida a la obra pública.

Bajo esos parámetros, el balance de la AFCP da cuenta que la construcción privada es la que más se resintió durante 2018 en la provincia. El consumo de cemento en bolsa cayó 13,5% el año pasado comparado con 2017.

En lo que es la venta a granel, la merma interanual fue del 8,4%, mientras que en 2017 es indicador había subido un 53% con relación a 2016, un año en el que la inversión en infraestructura pública también fue mínima.

Comparaciones

Al observar el desempeño de la comercialización de cemento a lo largo del país durante 2018, una vez más surge la preocupación de la desigualdad de las inversiones entre los diferentes distritos.

Los mejores posicionados son Capital Federal, que incrementó su consumo interanual de cemento en un 16%; Córdoba, con un saldo positivo del 7%; Mendoza, 6%, y la Pampa, con un crecimiento del 5%.

En el otro extremo, la provincia peor ubicada es Catamarca, donde la compra del principal material de la construcción cayó un 26% comparado con 2017. Le siguen San Luis (-16%), Jujuy (-15%), Tucumán (-14%), Santa Cruz (-13%), La Rioja (-13%) y Salta (-12%).

Trabajo en la construcción, también en picada

Con una merma del empleo del 10%, la actividad enfrenta un duro año en Salta.

La caída del empleo formal en el rubro de la construcción de la provincia fue del 10,2% en octubre pasado comparado con igual mes de 2017, mientras que a nivel nacional, en promedio, los puestos de trabajo del sector se retrajeron en un 2,3% interanual.

En un reciente trabajo del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), de la Fundación Mediterránea, se comparó la situación del trabajo registrado en la actividad de la construcción entre las 24 jurisdicciones del país.

Uno de los datos que aporta el informe, realizado con los indicadores de Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), es que entre enero y octubre del año pasado, en el país crecieron los puestos de trabajo en un 4,2% comparado con los 10 primeros meses de 2017. Pero existen grandes diferencias entre las distintas provincias.

En esa relación, Salta y La Rioja son las que peor posicionadas están en la región del noroeste argentino.

Desde que arrancó 2018 hasta octubre, se perdió el 7,5% de puestos de trabajos en las obras locales con respecto al mismo período de 2017. En La Rioja, la caída fue del 15,7%. Catamarca también restó un 2% de trabajadores.

En el resto de los distritos del NOA, el saldo fue positivo en los 10 meses analizados.

Jujuy llegó al 18,5% de crecimiento del empleo en la construcción en la comparación interanual. Santiago del Estero subió un 11% y Tucumán, un 0,7%.

La región noroeste aumentó en el lapso considerado un 1,5% interanual, aproximadamente tres puntos por debajo al valor observado a nivel nacional.

La región pampeana, en tanto, es la que se destaca por alcanzar la mayor suba interanual, con un 5,9%.

El Tribuno Salta