El Acuerdo de Libre Comercio entre Argentina y Chile, ratificado recientemente por el Congreso del vecino país, representa una oportunidad importante para la Provincia de Catamarca y la Macro Región ATACALAR para seguir avanzando en la concreción y desarrollo del corredor bioceánico (carretero y ferroviario) por el Paso San Francisco, como eje vertebrador.


Así lo señaló el Secretario de Coordinación Regional e Integración, Dr. Enzo Carrizo, al sostener que una parte importante del inmenso flujo de bienes y servicios de nuestro país podrá salir a través de los puertos de la III Región de Atacama.  “El mismo es más cercano, más competitivo y rentable para las provincias alejadas de los puertos del Atlántico como así también una alternativa para todas aquellas economías que busquen una salida directa hacia el Pacífico”, explicó.

En este nuevo escenario, indicó, Chile no sólo pasa a convertirse en un país puente o una plataforma de entrada y salida del Pacífico para la producción de la Macro Región ATACALAR, sino que también a partir de la puesta en marcha del Acuerdo y la finalización de las obras de pavimentación del Sector Chileno del Paso San Francisco (Ruta CH-31) “se verá incrementado el flujo comercial a raíz de una mayor facilidad y la agilización en el intercambio de productos y la desburocratización de las aduanas en las fronteras”.

Carrizo, indicó que este Acuerdo Comercial presenta novedosas disposiciones con respecto a Emprendedores, Micro y Medianas Empresas (MIPYME), consideradas para las partes como un componente fundamental para el desarrollo económico, fomentando la creación de empleo y el valor agregado.

En ese orden detalló que se pretende:

Ampliar el comercio y propender a su desarrollo armónico, potenciar una mayor cooperación internacional y fortalecer las relaciones económicas entre sus pueblos para lograr beneficio mutuo.

Crear un mercado más abierto, seguro y predecible para el comercio de bienes y servicios e inversiones reciprocas, a fin de facilitar la planificación de las actividades de negocios.

 

Promover y facilitar los contactos entre las empresas y los sectores privados de ambas partes.

Crear nuevas oportunidades en distintos sectores proveedores de servicios, así como para el comercio electrónico y la promoción de la agenda medioambiental, laboral y de género en el comercio bilateral, pilares del desarrollo sostenible e incluyente.

“Lo mencionado anteriormente, sumado a los avanzados proyectos de Zona Franca y Zona Primaria Aduanera en el Departamento Tinogasta, presenta nuevas oportunidades para emprendedores catamarqueños o inversores que deseen radicarse en la provincia”, afirmó el titular de la Secretaria de Estado de Coordinación Regional e Integración.

El Dr. Enzo Carrizo concluyó  que el Acuerdo de Libre Comercio celebrado entre Argentina y Chile “es considerado fundamental para el crecimiento y desarrollo de la Provincia de Catamarca, que cuenta con ubicación estratégica, siendo el Paso San Francisco la principal vía de conexión con el vecino país y los puertos de salida hacia los mercados del Asia-Pacifico”.

El Esquiú