Al menos dos empresas de monitoreo le ofrecieron a la minera Vale poner en marcha sistemas de seguimiento en tiempo real del dique de residuos tóxicos que se rompió en Brumadinho, Minas Gerais, pero la compañía se negó, según reporta el diario Folha. La rotura de la presa causó más de 100 muertos y al menos 200 personas aún están desaparecidas bajo el barro venenoso.


Fue en 2016 y 2018, cuando la minera se reunió con al menos dos empresas, una con sede en Río de Janeiro y otra en Belo Horizonte, que evalúan presas como la que se rompió a través de satélites, drones y sensores que emiten alertas en tiempo real. El sistema que utiliza Vale en este dique y en otros de su propiedad -56 de ellos con alto “alto daño potencial asociado”- se basa especialmente en inspecciones quincenales al campo. Por el riesgo que conllevan este tipo de represas, las compañías tecnológicas le habían ofrecido a Vale combinar ambos controles.

“Debido a los acuerdos de confidencialidad de las negociaciones, las identidades de las empresas de tecnología se conservaron”, señala el diario brasileño.

Según un documento del Instituto de Tecnología de California sobre represas, “la configuración de alta resolución del radar puede ser usada para detectar cambios de pequeña escala antes de que sean visibles a simple vista”. Según el documento, el sistema Nisar utiliza sensores de microondas capaces

de percibir cambios por debajo del nivel de la superficie. Con repetición de mediciones a lo largo del año, el sistema construye un conjunto de líneas de observaciones que muestran cambios atípicos en los alrededores de las estructuras de represas, identificando rápidamente pequeños cambios.

El diagnóstico constante permite el direccionamiento inmediato de recursos de mantenimiento y también la reevaluación después de sacudidas o amenazas.

Este tipo de tecnología también permite la predicción de fallas y simulación de áreas afectadas, lo que llevaría a la evacuación del área antes de que las comunidades fueran afectadas. La propuesta de la las empresas que rechazó Vale  incluía también la emisión de alertas vía SMS (mensaje de texto por móvil) y correo electrónico en tiempo real), señala Folha.

El diario indica que accedió a correos electrónicos entre las empresas tecnológicas y Vale, y que hasta el 2018 intentaron complejizar con sus servicios el monitoreo que la minera realiza en sus presas.

A causa de una asociación con la NASA y en busca de reconocimiento en la rama de la minería, una de las compaías que ofrecía a Vale el monitoreo, señala Folha, ofreció sus servicios a precio de costo a través de York Space Alliance, que permite la transferencia de tecnologías de la NASA sin

cobro de patentes.

Según el dueño de la empresa con sede en Río, la oferta de monitoreo en tiempo real fue hecha por el valor de R $ 100 mil por represa, a ser pagados una sola vez.

Otra empresa de tecnología, con sede en Belo Horizonte, también confirmó a Folha haber ofrecido tecnologías de monitoreo a Vale, “que no habría demostrado interés”, señala el artículo.

En cuanto a las ofertas, Vale respondió al diario que “ya posee un sistema estructurado de gestión de represas y que invierte continuamente en la mejora de sus procesos, buscando siempre las mejores técnicas operacionales y tecnologías para asegurar la estabilidad de sus estructuras”.

Explicitoonline.com