La energía reunió a más de 60 empresas que decidieron agruparse y formar un Cluster Energético que tendrá a Mauricio Badaloni como presidente, y trabajará sobre tres ejes: Energía eléctrica; Petróleo y Gas; y Minería quienes conformarán sus mesas de trabajo para articular estrategias en común.


Por: Redacción de SITIO ANDINO

Foto: Cristian Lozano

La Unión Industrial de Mendoza (UIM), también con Badaloni al frente, motorizó el clúster que fue presentado en la Enoteca Giol, ante la presencia de funcionarios del Ejecutivo, como el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner y el Subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú.

“Rescato que estemos buscando un espacio, van a ser tres colectivos distintos, esto es un aprendizaje que compartió gente de Córdoba con nosotros. La idea del clúster nació por experiencias en Mendoza dentro de la UIM como es el audiovisual, que permitió obtener financiamiento de entidades internacionales y el cordobés que sin tener los recursos de Mendoza, es el más importante de la Argentina en esta materia”, sostuvo el empresario.

Sin embargo fue cauto al asegurar que “tenemos que ser humildes y aprender de los que saben, poner el foco en cada uno de esos tres, es un camino que es una agenda abierta. Es fácil echarle la culpa al Estado, tenemos que bajar barreras, romper mitos, ese es el principio elemental”.

“No queremos volver a empezar, queremos manifestarle a la política que un modelo de gobierno tenga una continuidad, queremos poner estos tres ejes y materializar la continuidad. El fracking que se implemente y vamos a colaborar con las leyes 7722 (minería), seguir avanzando y homologando y nosotros tenemos que ponerle el cuerpo. Queremos tener la posibilidad de que nos acompañen y trabajar en forma conjunta”, sostuvo en sus palabras de apertura.

Daniel González y Pablo Dellazoppa serán como coordinadores generales. Mientras que por el sector Energía Eléctrica estará a cargo Alberto Marengo, por Petróleo y Gas, Hugo D’Agostino y por el sector Minería, Laureano Manso.

Energía eléctrica, reconversión y vanguardia tecnológica

Alberto Marengo encaró su exposición con una regla clara: “Sentar a todos los actores, diversos y que eso sea productivo, tenemos que pensar en poder presentarlo a la sociedad, en Nación, provincia, caracterizar al sector y que represente a la provincia”.

Uno de los puntos en donde hizo hincapié fue en las capacitaciones dado que la “reconversión y desarrollo de empresas, además de la vigilancia tecnológica que hay en el mundo, es uno de los grandes problemas que hay. Vamos atrás a la hora de buscar lo que se está haciendo”.

“La información estratégica tiene que correr en el mismo momento, las licitaciones que hay, los proyectos desarrollados, qué inversiones están llegando, cada empresa verá como la usa, pero eso tiene que estar”, indicó, además de resaltar la necesidad de realizar una promoción comercial de la mano de ferias y eventos, rondas de negocios, misiones exploratorias.

Petróleo, adaptarse con una planificación seria que vincule a actores

Hugo D’Agostino, a cargo de la coordinación en lo que refiere a petróleo y gas, enfatizó en el fortalecimiento institucional a base de adecuar a las empresas para la actividad en Vaca Muerta, en donde para poder avanzar “se estiman unos 12 mil trabajadores activos en Mendoza, la mano de obra es el 60% de los costos y la dificultad de adaptarse a los nuevos modelos de explotación”.

“En la planificación ponemos énfasis en la generación de empleo genuino, el 100% está en blanco, hay carga impositiva y salarial y eso hace a la importancia del sector. Hay que presentarse en áreas del gobierno, mantener reuniones con empresas operadoras y de servicios petroleros especiales, llevarlo a los candidatos de las elecciones, que conozcan dónde estamos parados, dónde queremos ir y los beneficios que queremos lograr para las provincias, elaborar indicadores y realizar una verificación de resultados. La vinculación con sindicatos, con sectores académicos, la visita al yacimiento Vaca Muerta, son cosas que son necesarias”, afirmó.

En lo que respecta a la generación de información estratégica, D’Agostino considera fundamental su generación, que se produce a través de “relevar empresas, detectar potenciales servicios y productos que ofrecen, cómo reconvertirse y hacia dónde, qué capacidad operativa, sus necesidades de financiamiento, el análisis de financiamiento. Cuál es el panorama del sector, que el sector hidrocarburífero sea política de estado, por su importancia para la matriz productiva, equilibrar lo impositivo con otras provincias”.

Minería, en búsqueda del consenso para modificar la 7722

Laureano Manso, a cargo de la coordinación de la mesa minera, inició su presentación solicitando “la modificación de la ley 7722 -conocida como anti minera- que es la base para el desarrollo minero de la provincia. Necesitamos un consenso político para lograr esta modificación, que es dificilísimo, también reglas claras para las inversiones extranjeras, vamos a poder traer inversores serios para un camino a seguir sin cambiar las reglas del juego en el camino”.

Citando cifras de la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros (CAMEN), Manso comentó cuál es el potencial minero de la provincia: “20 emprendimientos con una inversión de 17 mil millones de dólares; 3 minas, 2 factibilizadas, 5 con perforación y 10 sin perforación. El empleo directo en construcción es de 32 mil e indirectos, 98 mil, es decir 130 mil. En producción son 10 mil directos y 29 mil indirectos, 39 mil en total”.

“La ley de regalías tiene que regular lo que genere la actividad. La creación de fideicomisos por proyectos es una herramienta para que los recursos queden en planes de infraestructura y no vayan a renta general. Invitamos a candidatos para trabajar con ellos en el consenso, que sepan que necesitamos, queremos que llegue esa necesidad. Si un candidato como ya ha sucedido con (Rodolfo) Suárez habla de su idea de desarrollar la actividad minera, y sale votado, es suficiente legitimación porque está avalado con el voto y el sufragio. Vimos a (Omar) De Marchi y a Suárez hablar de esto”, enfatizó.

El Gobierno respaldó la iniciativa y propuso un trabajo conjunto

Emilio Guiñazú, a cargo de las áreas de Minería y Energía de la provincia, destacó la creación del clúster desde el sector privado que “es un paso enorme frente a lo que hemos visto antes, que no pasaron de ser ideas”.

“Erróneamente se cree que la política de Estado la gesta el gobierno, pero sino trasciende no se logra y la única forma es que sea adaptada por 5 sectores: gobierno, sector privado, sindicatos, academia y sociedad. Es extremadamente difícil y los clúster se dan en condiciones del ambiente de negocio que se estudian y seguimos siendo clúster de probeta, ojalá que esta iniciativa progrese”, sostuvo el funcionario.

Guiñazú indicó que “entender que la energía y minería sean actividades económicas en sí mismas, es un logro enorme de esta gestión: para la gente antes era sólo en la factura o cuando se le cortaba. No se pensaba como cadena de valor entera, nadie lo internalizó, nunca se encaró de forma integral, no pelearnos e ir a buscar, ampliar la torta, compitamos, busquemos afuera, creo que es la visión correcta. Este gobierno entiende que la energía es un sector económico que genera empleo, mano de obra, paga impuestos, no es autoabastecernos. El único sector que puede ampliar la matriz económica mendocina, en una porción equivalente al petróleo, es la minería. Trabajemos”.

Finalmente, Badaloni reconoció que “si la mitad del problema es nuestro es lo mejor que nos puede pasar, poner en nosotros las oportunidades y visibilidad para estos tres vectores y cómo potenciarlos, los tenemos identificados y tenemos a dónde anhelar”.

Sitioandino.com.ar