Argentina, Bolivia y Chile conforman la región con mayores reservas de litio del mundo. Y hasta el año pasado, sólo Australia y China eran sus principales rivales.


(La Segunda) El millonario Warren Buffet, el oráculo bursátil de Estados Unidos, olió dinero en el litio y quiso apostar por él.  Según FT, pretende extraer el mineral de sus pozos geotérmicos en el lago salado Salton Sea de California para proveer al fabricante de autos eléctricos y baterías Tesla. Un actor potente que amenaza la preponderancia en reservas que tiene hasta hoy el llamado Triángulo del Litio, esa región conformada por el Salar de Uyuni en el sur de Bolivia, el salar del Hombre Muerto en el noroeste de Argentina y los salares de Atacama y Maricunga, en el norte de Chile.

De acuerdo a diversos estudios, este pedazo triangular y trinacional del Cono Sur contiene al menos más del 70% de las reservas mundiales de litio. Sin embargo, gran parte de ellas no están siendo explotadas aún. En Chile, son la compañía local SQM y la estadounidense Albermarle las que están extrayendo a toda máquina. En Argentina, lo explota principalmente la canadiense Lithium Americas y en Bolivia sólo hay una pequeña planta piloto de la empresa estatal YLB, aunque tiene planes mayores en marcha.

El tiempo en este caso, es “oro blanco”, porque es hoy cuando la industria de telefonía móvil, de autos eléctricos, baterías recargables requiere con urgencia del litio. Quién sabe si en una década más, las necesidades sean otras o aparezca un “litio artificial” , como ocurrió con el salitre a fines del siglo XIX.

Y mientras Bolivia camina lento, Argentina se apura y Chile pone el pie en el acelerador a fondo, hay otros países que se quieren sumar a la fiesta.

Latinomineria.com