El edil Samir Zeidán, explicó que la provincia debe analizar si es viable el proyecto técnico, sin excluir una reunión con la Gobernadora. Sostuvo que se involucró a «todo el arco político» y «no solo un sector».


El jueves pasado YCRT explicó ante el Concejo Deliberante de Río Turbio,  detalles del proyecto técnico que busca proveer de energía a la Cuenca Carbonífera   de forma más barata -un 40% menos- por medio de la vieja usina de 21 megas.

El proyecto para la Intersindical, por ahora no es factible, porque aducen que primero deben finalizarse obras que están al 80%.

«El proyecto es bueno, siempre y cuando se logre reducir la tarifa generando energía a menor costo. Nosotros hablamos con algunos dirigentes del FPV y el compromiso es discutirlo en el Gobierno de la provincia, trabajarlo y buscar el acuerdo,  y que a la provincia le sirve o si hay margen para hacerlo», explicó el presidente del HCD Samir Zeidán (Cambiemos).

 

Para el edil, el planteo de los gremios de la estatal «fue más que nada política  gremial» por las diferencias que mantiene  con la Intervención a cargo de su hermano, Omar Zeidán, por lo que «poco se discutió  del proyecto».

La semana que viene el proyecto sería presentado al Gobierno provincial. Las áreas que podrían intervenir sería de Energía y la propia gobernadora.

Sucede que el edil contó que por medio del diputado Matías Mazú y la jefa comunal Claudia Pavez, podrían acercar la propuesta al Ejecutivo y «conseguir las audiencias» para que lo trabaje «todo el arco político».

«Esto es sin pensar en los réditos para uno u otro, y que salga en beneficio de la gente», aclaró.

Luis Avendaño, secretario general de Luz y Fuerza, sí destacó su posición a favor -con salvedades técnicas de aplicabilidad y quien estuvo presente en la sesión- marcó que la iniciativa se da a conocer  justamente en un año electoral.

«De ser posible el acuerdo, tendrá injerencia la provincia como YCRT. La provincia será responsable del acuerdo», dijo Zeidán.

El edil dijo que primero convocó a las autoridades, incluyendo la edil Karina Nieto para avanzar «todos juntos y no solo un sector político».

Los ediles Nicolás Brizuela (FPV-PJ) y Basilio López (Partido Vecinal) ya expusieron que no están de acuerdo al ser inaplicable. Uno de los motivos, según apuntó Brizuela, fue el poder «salirse del Interconectado».

«Hay que trabajar con la provincia para ver la factibilidad, impedimentos para despejar dudas e incertidumbre», acotó Zeidán

Tiempo Sur