El fantasma de la contaminación es uno de los grandes obstáculos para el avance de la minería del litio.


Luis Vacazur puntualiza que muchas veces los beneficios para la comunidad “son cosas no se ven, sólo se escuchan críticas, que la contaminación, que esto y lo otro y no se ve lo positivo. Desarticulamos conflictos que tienen todas las mineras con las comunidades originarias. Tratamos de comunicar, algunos entienden y otros no, los que entienden juegan y se ponen de nuestro lado del mostrador”.

Sobre la labor de concientización e impulso de la participación de las comunidades originarias en la actividad de minería del litio, el dirigente y emprendedor señala a BAE Negocios que “nos llamaron de American Silver en Chubut y fui a dar una charla con los originarios de la meseta, y les dije prepárense, no dejen de soñar, la minería genera una oportunidad, les conté como crecimos, porque en San Antonio de los Cobres y la Puna no hay mucho más para hacer. Y cuando pregunto ¿Cómo sabes que la minería contamina? Porque lo ví en la televisión, me dicen”.

E insiste en que sectores como la minería y el turismo pueden funcionar mancomunadamente. “Todo el mundo cascotea a la minería, pero nosotros sumamos al sector turístico, trabajamos con las dos actividades para complementarlas. Nos sentamos todos en la misma mesa y discutimos las problemáticas. Y seguimos trabajando por el desarrollo en minería y turismo, nos confirmaron para el record Guinness por ser el carnaval más alto del mundo, y estamos juntando fondos para la certificación Guiness”.

De acuerdo con Vacazur, empresas de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza y San Juan mantuvieron contactos para comenzar a trabajar con la cámara. Al respecto opina que “son bienvenidos, pero trabajemos, complementemos las actividades de todos, así todos crecemos. En la complementación, ahí estamos poniendo todo el esfuerzo”.

Bae Negocios