La combi municipal demorada por Gendarmería llegó al Concejo Deliberante


El Concejal del FPV- PJ, Ramiro Peón asegura que se trató de una persecución política, mientras los concejales de Cambiemos manejan la hipótesis de la existencia de cargos.

Uno de los hechos que cobró trascendencia la semana pasada en el medio local, fue la demora por parte de Gendarmería Nacional de la combi municipal que trasladaba trabajadores Loma Negra y gremialistas de AOMA, luego de que estos habían participado de una audiencia en la Secretaría de Trabajo con directivos de la Empresa Loma Negra. En este marco, el bloque de Cambiemos presentó en la sesión ordinara del pasado jueves 11, un pedido de informe sobre los motivos por los cuales Gendarmería Nacional no permitió que la combi municipal que trasladaba a los trabajadores no continúe circulando por ruta Nº3, siendo demorada por varias horas en la ciudad de Cañuelas.

Al respecto, el Concejal Ramiro Peón expresó que, de acuerdo a la falta de infracción aplicada al vehículo municipal en cuestión, claramente se trataba de una persecución política dirigida a los gremialistas, trabajadores y al gobierno municipal que brindó apoyo al sector obrero. El Concejal indicó desde su banca que la combi había sido solicitada por AOMA para hacer efectivo el traslado de trabajadores y vecinos de Barker y Villa Cacique para poder asistir a la reunión en Capital Federal. “En la combi viajaron 18 trabajadores de Loma Negra y vecinos, y la realidad es que luego de exhibir toda la documentación, Gendarmería decide secuestrar la combi sin razones. Estamos hablando de 18 trabajadores y dos choferes demorados sin respuesta alguna. A todo esto, el Intendente Municipal comienza a intentar solucionar el problema y no encuentra apoyo de autoridades allegadas de Cambiemos. Es así que el mandatario viaja a Cañuelas junto a la Asesora Legal”.

En el mismo momento en que se daban estos sucesos, el Secretario General de AOMA, Martín Isasmendi, se encontraba los estudios de Crónica TV, donde había sido convocado para comentar el conflicto laboral que están atravesando los trabajadores de Loma Negra, dando la casualidad de que allí también se hallaba presente la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. “Martín Isasmendi se acerca a la ministra, que es la jefa de Gendarmería, para tratar de solucionar la situación. Bullrich, habla con su secretario y este aduce que a la combi le faltaba documentación, y al dársele a conocer que fue Gendarmería quien secuestro el vehículo, esta responde que no podía hacer nada, que no le atendían el teléfono”.

Luego, el Concejal del FPV- PJ comenta que el intendente Julio Marini acude con la documentación del vehículo municipal y constata que la combi estaba retenida con todos los documentos. “Para mas sorpresa, la combi fue liberada sin multa y certificando que no se había cometido ninguna infracción. Lo que nosotros terminamos concluyendo, es que se trató de un acto de persecución política. A la combi la marcaron en Buenos Aires”.

Pero su parte, el Concejal de Cambiemos, Leandro Di Croce, destacó que el acta de entrega expresaba “habiendo sido notificados los cargos”, enunciado que había dado origen a su pedido de informe. “Si es como ellos piensan, que se quiso perjudicar al Municipio de Benito Juárez a través de la Secretaría de Seguridad, vamos a pasar este tema a comisión y a llamar a la Asesora Legal del Municipio para ver si  van a tomar cartas en el asunto, habida cuenta de lo que se está sospechando, ya que es una acusación muy grave”.

elfenixdigital.com