Ese pueblo de la provincia de Buenos Aires está alerta por las amenazas de cierre de la planta que la cementera tiene allí y donde trabaja gran parte de sus habitantes.


Hace una semana este diario habló con los trabajadores y las trabajadoras de la planta cementera de Loma Negra ubicada en el pueblo de Barker (centro de la provincia de Buenos Aires).

Luego de tres audiencias con la Secretaría de Trabajo y dictada la conciliación obligatoria, los obreros continúan con la lucha mientras la patronal hace maniobras generando mucha incertidumbre para los más de 350 trabajadores. Ahora impulsan el fondo de huelga para mantenerse en pie.

Los obreros denuncian que la patronal no cumple con la conciliación obligatoria, se maneja arbitrariamente y no da explicaciones de lo que va hacer, ni qué plan tiene para la continuidad laboral de todos los trabajadores.

Los trabajadores plantean que con la unidad de todos los trabajadores se pueden enfrentar los ataques de las patronales como Loma Negra y es por eso que todo el pueblo de barker acompaña esta lucha que marca un camino para toda la clase trabajadora.

La Izquierda Diario