Así lo expresó la Diputada Provincial Miryam Alonso tras sancionarse el pasado jueves 11 de abril la modificación de la Ley N° 3.141, conocida como la ley del 70/30 de empleo santacruceño; siendo este proyecto de su autoría. Se busca incrementar y cualificar los indicadores de empleo provincial.


La Diputada Provincial Miryam Alonso, se refirió a la modificación a la Ley Nº 3.141, sancionada la última sesión ordinaria legislativa, al señalar que “Santa Cruz es una Provincia que ha sido privilegiada por sus recursos naturales y sus potencialidades, posibilitando esto el desarrollo industrial”, agregando luego que “distintas industrias – como las del petróleo, la minería, la pesca, el puerto, la ganadería, el turismo, las energías renovables, entre otras – han elegido a Santa Cruz para llevar adelante sus inversiones”, considerando luego “aún no se ven reflejados resultados de compre local para nuestras pymes y de empleo más calificado y mejor remunerado para todos los trabajadores santacruceños”.

“Con esta modificación – agregó – pretendemos lograr objetivos de empleo no sólo en número, sino en calidad”, señalando posteriormente que “se modifica por una parte el criterio de residencia, ya que la anterior mecánica empresaria consistía en domiciliar a trabajadores extra locales en domicilio de asiento de la empresa. A partir de ahora y con la sanción de esta Ley, la existencia de un número mayor de trabajadores radicados en un mismo domicilio implicará la presunción de no cumplimiento de las empresas de generación de empleo local”.

Asimismo, la legisladora explicó que “se jerarquizan las acciones del COPETYP (Consejo Provincial de Educación, Trabajo y Producción), como mesa de articulación intersectorial para la planificación y ejecución de programas de formación y capacitación profesional, tendiente a cualificar a los trabajadores de la Provincia de Santa Cruz, y de dar respuestas a las empresas acerca de sus argumentos de problema de acceso a mano de obra calificada”.

Por otra parte, Alonso indicó que “se amplió el alcance de la Ley, contemplando la misma a otros sectores industriales, como por ejemplo el de las energías renovables, y aplicando mismas obligaciones para empresas contratistas de obras públicas licitadas o concursadas por el propio estado provincial”.

Por último, Alonso concluyó: “es indispensable generar herramientas tales como programas de desarrollo de proveedores santacruceños para que también desde estas unidades de negocio, se incremente el nivel de empleo indirecto que generan básicamente las industrias explotadoras de recursos naturales”, además de considerar que “debemos generar mayores y mejores condiciones de empleo para los santacruceños”.

El Diario Nuevo Día