Operación mercurio: Preocupación de ambientalistas sobre el transporte de la “carga peligrosa”

0
383

Cuestionan que se haya acumulado tanto tiempo en Veladero y que ahora no se informe sobre las medidas de seguridad de su traslado.


La revelación que hizo Clarín del traslado de 100 toneladas de mercurio de la mina Veladero, en San Juan, hasta el puerto de Santo Antonio, en Santiago de Chile, generó preocupación entre sectores ambientalistas por la falta de información a los ciudadanos de los pueblos involucrados y extremos cuidados que demanda una operación de transporte de una carga tan peligrosa, sumado al riesgo de la acumulación de otras 340 toneladas del residuo peligroso que continúa en la mina.

El abogado ambientalista Enrique Viale, integrante de la asamblea por el agua de Jachal, denunció en la Justicia que la minera Veladero – de Barrick Gold y su socio chino Shandong Gold- ha generado y almacena 440 toneladas de mercurio cerca de ríos, de donde se abastecen de agua potable varias provincias argentinas. Parte de ese residuo peligroso está en tránsito por el noroeste argentino hacia el paso de Jama en Jujuy. El cargamento con mercurio, almacenado en la mina sanjuanina desde 2014, viaja en botellones de acero, colocados en contenedores, que son transportados en camiones. Pasará por seis provincias del noroeste argentino y nueve países hasta llegar a su destino final en una mina de sal en Alemania, donde quedará sepultado.

La causa por el mercurio acumulado se tramita en el juzgado penal de Claudio Bonadío. A fines del año pasado, la fiscal Alejandra Mángano imputó al Secretario de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, por el presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público por infringir la ley de Glaciares y la ley de Residuos Peligrosos. Ahora la empresa ha iniciado su traslado, con autorización de Ambiente y Aduana, los dos organismos nacionales que participan del operativo.

“Acumular mercurio es una bomba de tiempo. La mina de Veladero está en la cuenca del rio de Desaguadero y puede contaminar todos sus afluentes”, asegura el ambientalista Viale. Y recordó que fueron letales las consecuencias para la localidad de Choropampa, Perú, cuando el 2 de junio de 2000, volcó un camión que transportaba mercurio y derramó 150 kilos de ese material peligroso. “En el caso de Veladero, hablamos de toneladas, no de kilos, por lo que el riesgo ambiental es enorme”, dijo el demandante.

En el caso de Perú, el mercurio se derramó en 27 kilómetros de la ruta, desde el distrito de San Juan, cruzando por el Centro Poblado Menor de San Sebastián de Choropampa. La minera Yanacocha inició una campaña para recuperar el metal, pusieron carteles donde ofrecían entre 100 a 300 nuevos soles por kilogramo de metal recuperado, sin comunicar a la población que se trataba de un material tóxico.

Con los cambios impulsados por los tratados internacionales, la minera Barrick pidió autorización para que el Ministerio de Minería de San Juan modificara las condiciones del mercurio, de considerarlo un subproducto minero a pasar a ser un residuo peligroso, y poder sacarlo del país. “Ahora, se trata como residuo peligroso y se dispone para su inutilización de por vida”, explicó el director ejecutivo de la mina, Marcelo Álvarez.

El transporte del mercurio de Veladero está a cargo de la empresa suiza Batrec, dedicada al manejo de residuos peligrosos. Sobre el operativo de traslado, Daniel Collasius, especialista en sustancias peligrosas, se preguntó cuál es el procedimiento de seguridad que se aplica en el transporte terrestre, algo que no fue comunicado. Y coincidió con otros ambientalistas en que se debería informar y capacitar a los habitantes de los pueblos por donde van a pasar este líquido peligroso.

Mendoza. Corresponsalía

Clarín