La reducción del coste de extracción de litio disminuirá el precio de los coches eléctricos

0
178

Un informe realizado por el gobierno chino afirma que el precio de los vehículos eléctricos descenderá en los próximos años, gracias a las nuevas tecnologías aplicadas a los procesos de extracción del litio, que han reducido su coste a mínimos históricos.


Gonzalo García

Según el gobierno chino, los avances tecnológicos aplicados a los métodos de extracción de litio están reduciendo significativamente sus costes de producción, situando el precio de la tonelada en los niveles más bajos de su historia. Esta coyuntura debería repercutir directamente sobre el precio de las baterías de los vehículos eléctricos y por lo tanto sobre su precio final.

Los nuevos procesos de extracción de litio han reducido el precio de extracción de una tonelada de litio por debajo de los 2.000 euros, muy inferior a los que hasta ahora se habían establecido en el mercado internacional, que oscilaban entre los 10.000 y los 18.000 euros por tonelada. Los anteriores informes encargados por el gobierno chino ya situaban los precios en el extremo inferior de esta horquilla, pero en este último caso, supone una caída mucho más importante.

Si bien para su extracción se utilizan sistemas avanzados y profesionales buena parte de la industria es consciente del problema medioambiental que genera la explotación intensiva de litio que requiere enormes cantidades de agua. Por eso el sector trabaja en la búsqueda de sistemas alternativos de extracción que generen un impacto medioambiental menor.

Según un informe de la compañía GlobalData, hasta 2022 la producción mundial de litio se triplicará para suplir la demanda del metal para su uso en baterías en vehículos eléctricos y teléfonos inteligentes

Según publica South China Morning Post, aunque los costes de producción del litio son “un secreto bien guardado”, los expertos en esta industria confirman que en este momento el precio de la tonelada es el más bajo de la historia.

Hace un año, Tesla advirtió sobre la escasez de materiales para la fabricación de baterías, incluidos metales como el litio, el níquel y el cobre. En este contexto, si bien la bajada del precio de las baterías puede repercutir directamente sobre el precio de los vehículos eléctricos, el litio solo representa un pequeño porcentaje del coste de fabricación de las celdas de la batería de iones de litio, por lo que el impacto en el precio podría ser limitado.

El mercado mundial del litio

En China se producen aproximadamente dos tercios de todas las baterías de iones de litio que demanda el mercado mundial, y controla la mayoría de las instalaciones de procesamiento.

Sin embargo, en la actualidad, el país que suministra mayor cantidad de este metal a todo el mundo es Australia con una producción de 18.300 toneladas, seguido de Chile y Argentina con 14.100 y 5.500 toneladas respectivamente. Estos tres países representaron la mayor parte de la producción mundial del litio en 2017 según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Ante esta circunstancia, Estados Unidos, quiere poner en marcha una ley que facilite a sus empresas la extracción de litio y otros materiales que se precisan para fabricar vehículos eléctricos. Reuters informa que la Ley de Seguridad Minera de los Estados Unidos está siendo discutida actualmente en el senado y en su articulado establecerá una política nacional que regule toda la cadena de suministro de materiales para vehículos eléctricos.

La ley “requeriría un recuento de las reservas de metales en los Estados Unidos y buscaría agilizar los permisos para el sector de vehículos eléctricos”, según la senadora republicana Lisa Murkowski. Las estimaciones actuales se basan en informes corporativos y datos históricos. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, el país dispone de una reserva de 35.000 toneladas de litio. Aunque hay más proyectos en desarrollo, la única mina de litio que actualmente está en funcionamiento en Estados Unidos, operada por Albemarle Corp, puede producir 6.000 toneladas al año. Así, según GlobalData, las reservas de litio en Estados Unidos ascienden a 6,8 millones de toneladas. El resto de países alcanzan los 47 millones de toneladas con América del Sur a la cabeza. En el continente asiático, China cuenta con 7 millones de toneladas y en Europa las reservas se reparten entre Rusia y Serbia con 1 millón de toneladas cada uno.

Las previsiones apuntan a que en los próximos cuatro años un 37% de la cantidad adicional de litio será suministrada por Australia, que seguirá liderando la producción mundial gracias a la apertura de nuevas minas. Le seguirán Argentina, que aportará un 29%, Canadá con un 16%, Chile con un 9%, Estados Unidos con un 6% y México con un 4%.

Hibiridosyelectricos.com