Perú: En Puno hubo al menos 15 muertos por derrumbes en minas durante este año

0
60

José Marón Vásquez, ingeniero del COER Puno, explicó que si continúan las detonaciones para la extracción de oro seguirán presentándose muertes a causa de derrumbes y deslizamientos


Carlos Fernández

En el nevado Ananea, ubicado en la Provincia de San Antonio de Putina, región Puno, los derrumbes producto de detonaciones son constantes, pues en sus faldas existen decenas de socavones donde cientos de mineros extraen oro todos los días. Estos derrumbes ya ocasionaron la muerte de al menos 15 personas este año.

El último jueves, cinco trabajadores fallecieron aplastados por rocas y hielo al interior del socavón de la mina Gavilán de Oro, de la contrata minera Migman, ubicado en el centro poblado Lunar de Oro.

Ese mismo día, en la zona de Ritipata, el deslizamiento de hielo en la parte externa del socavón Sucasaire acabó con la vida de otro minero e hirió a otros cuatro.

El rescate de los seis cadáveres se realizó la mañana de ayer. Ellos fueron identificados como César Chambi Mamani (38), Jaime Ramos Ccarita (29) Hermógenes Adalberto López Quispe (48), Bernabé Llaza Pauccara (34) y Luis Alberto Reyes Mamani (35). En tanto, aún se desconoce el nombre del fallecido en socavón Sucasaire.

“Todo el cerro Ananea es como una papa agusanada. Debido a las continuas detonaciones que se hacen para extraer el oro seguirán presentándose esos derrumbes dentro de los socavones y deslizamientos en la parte exterior”, explica José Marón Vásquez, ingeniero del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) del Gobierno Regional de Puno.

Según Vásquez, desde hace 20 años se ha hecho la advertencia a la Corporación Minera Ananea, que tiene la concesión para la extracción de oro en esa zona, y que a su vez alquila a más de 350 operadores mineros (conocidos como contratas mineras) para la explotación de los socavones, pero no toma cartas en el asunto.

“Sabemos que la Dirección Regional de Energía y Minas (DREM) constantemente está alertando de esos problemas a los titulares de la corporación e instándolos al cierre de operaciones mineras en la zona, pero no hay respuesta de los contratistas. Esto va a seguir colapsando si siguen las detonaciones y lógicamente seguirán presentándose más muertes”, indicó el funcionario a El Comercio.

Este Diario intentó comunicarse con el director de la DREM, Rolando Luque Cutipa, a fin de conocer las acciones para afrontar este problema, sin embargo no obtuvo respuesta.

Mientras tanto, el fiscal Roberto Ochoa Romero, de la Fiscalía Provincial Mixta de Ananea, ha ordenado las investigaciones sobre las recientes muertes.

El Comercio