Sero, el primer autoeléctrico argentino, fue habilitado para circular en las calles

0
89

Los fabricantes prevén vender unos 500 autos al año. Llegan hasta los 45 km/h, tienen una autonomía de 65 kilómetros y su recarga es sencilla ya que se puede enchufar a una toma eléctrica doméstica a 220V.


La empresa argentina Sero Electric proyecta comercializar en el país unos 500 citycars eléctricos al año, tras haber recibido esta semana la Licencia de Configuración de Modelo que autoriza la circulación en la vía pública de sus vehículos, y para lo cual desarrollará una red de comercialización en las principales ciudades del país.

Así lo anticipó el director del proyecto Sero Electric, Pablo Naya, luego de que el Ministerio de Producción otorgó la categoría vehicular L6 que homologa tres modelos 100% eléctricos, dos de carga y uno de pasajeros, paso necesario para la autorización a circular en calles y avenidas.

Con esta homologación, el vehículo es el primero de fabricación nacional en conseguir la habilitación para su patentamiento y circulación en la vía pública.

“Se trata de un vehículo netamente urbano que no puede circular por rutas ni autopistas pero que resulta ideal para el tránsito en ciudades”, explicó Naya a Télam.

Hasta hoy, los modelos circulaban en fábricas, aeropuertos, barrios privados y en zonas peatonales.

A parte de la habilitación, la empresa proyecta comercializar unas 500 unidades al año de sus citycars eléctricos, para lo cual ya trabaja “en desarrollar los procesos productivos para alcanzar calidad y escala de producción”, que permitan responder a una nueva demanda.

La expansión productiva también debe contemplar los proyectos de exportaciones a países de Europa, Uruguay y Chile.

Cómo son

Los vehículos eléctricos tienen un peso inferior a 450 kilos, cuentan con un rendimiento promedio de 65 kilómetros y su recarga es sencilla ya que se puede enchufar a una toma eléctrica doméstica a 220V.

Como todo vehículo eléctrico, el corazón tecnológico está dado por el almacenamiento eléctrico, respecto de lo cual Naya confirmó que la comercialización al público contará con una oferta de batería de gel y otra de litio, que aunque más costosa le brinda mayor autonomía.

La salida al mercado de las nuevas unidades se realizará a través de una red de entre 10 y 15 distribuidores que abarquen las ciudades más grandes del país, agregó Naya.

El proyecto nació en 2015, y en 2017 trasladó sus operaciones del partido de La Matanza a una fábrica de 2.000 metros cuadrados y una capacidad de producción de 50 unidades mensuales, que construyó en el Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico en Morón.

A fines de abril, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, visitó las nuevas instalaciones, donde destacó que se trata de “la primera empresa argentina que produce vehículos eléctricos en serie, y que se convirtió en un ejemplo de innovación en el país”.

Los autos son elaborados con materiales reciclables y una integración de 85% en autopartes nacionales, además de otros componentes específicos importados de China e Italia.

La Voz