San Juan: Qué hicieron en Iglesia con los 75 millones de las regalías mineras

0
175

Eso es lo que entró en lo que va del año. Con dinero de la extracción de Veladero se pagan contratados -muchos de los cuales no trabajan según admitió el Intendente-, profesionales y becas.


Por Natalia Caballero

De enero a mayo ingresaron a Iglesia $75 millones de pesos en concepto de regalías mineras. La mayor parte del dinero se utilizó para pagar contratados que deberían prestar servicios en la municipalidad, para abonar contratos profesionales y para costear gastos de transporte y de salud. La información fue brindada por fuentes municipales internas y corroborada por el intendente Marcelo Marinero, quien además dijo que de los 1.500 contratados no todos cumplen con sus tareas laborales.

El Ministerio de Minería informó que desde enero a mayo ingresaron a la municipalidad $75 millones de pesos correspondientes a los aportes de regalías mineras que realiza Minera Andina por la explotación de la mina Veladero. Estos recursos se deben destinar a la ejecución de obras de infraestructura y al desarrollo social de la comunidad.

El grueso del dinero de las regalías se destina al pago de contratos. Son 1.500 los que deberían dedicarse a brindar servicios administrativos, de limpieza, entre otros. Estos empleados reciben $3.000 mensuales. A estos contratos, se le suman los profesionales –ingenieros, comunicadores, contadores, abogados- que perciben salarios que van de los $6.000 hasta los $40.000 (dependiendo el servicio que brindan). En Iglesia viven 9.099 personas de acuerdo al último censo.

Marinero corroboró los datos y agregó: “Hay gente que no sale a trabajar pero todos quieren cobrar. Desde ahora en más, el que no cumple, no cobra. Estamos tomando medidas ahora porque Minera Andina y el Ministerio de Minería anticiparon que vamos a percibir menos dinero de las regalías este año y en el 2020”.

Otra parte del dinero de las regalías se destina al pago de becas a estudiantes universitarios y terciarios. Son 300 los beneficiarios. “Son estudiantes que están en la ciudad en su gran mayoría, otros son iglesianos que viven en el departamento”, informó Marinero.

El otro destino del dinero de las regalías mineras es para el pago de servicios de transporte. El municipio tiene contratados 15 camiones, 15 camionetas y dos colectivos para transportar estudiantes que asisten a las secundarias de Tudcum y Angualasto.

En lo que respecta a educación, se le paga con este dinero un plus, alojamiento y remis a los docentes de la Universidad Nacional de San Juan y de la Universidad Católica de Cuyo que dictan clases en el departamento.

También se pagan con las regalías los remedios de los vecinos y las consultas que realizan a una clínica privada, ubicada en Rodeo. Son dos las farmacias instaladas en el departamento, ambas proveedoras municipales (una propiedad de la familia Correa y otra de la familia Ramos).

Con recursos mineros se mantiene la Casa de Iglesia en San Juan, donde hay personal contratado. En Capital se paga una vivienda ubicada en calle Pueyrredon, en donde se alojan los vecinos del departamento que necesitan hacer trámites en la Capital.

Por último, hay una serie de aportes que se hacen a instituciones deportivas y agrupaciones gauchas. No se especificó cuánto a cada una ni cuáles son las que lo cobran. “Es una tarea social, necesitamos destinar estos recursos a la parte social porque no tienen cómo subsistir”, añadió Marinero.

Lo que queda de las regalías se destina, según Marinero, a la realización de obras de infraestructura. Entre las obras que mencionó el Intendente se encuentra el bacheo de calles y las cloacas

Tiempo de San Juan