No se puede frenar el futuro

0
296

La  humanidad actual puede describirse como la “sociedad de la comunicación y el riesgo”. Todo lo que la investigación encuentra la industria lo desarrolla, lo vuelve a descubrir y lo modifica en forma continua para satisfacer necesidades o creencias que, si tienen elevado contenido hedonístico son más bienvenidas. Ello sin importar si se hizo o no análisis previo de las consecuencias, buenas o malas que el producto produzca, con la salvedad de los medicamentos.


Por Lic. Atilio G. Galdiolo

Esto último, lamentablemente no rige en todos los países. Así el riesgo se asume como contra prestación ante la promesa de velocidad, menor costo o mayor comodidad.

Se necesitan, para que este camino avance, nuevos materiales, nuevas industrias y por supuesto se generan nuevos residuos, cuya disposición también avanza, como en Perú y Canadá.  Y todo depende en altísimo porcentaje de la minería, por lo menos mientras en el planeta existan y se puedan extraer minerales.

Mendoza, siendo parte de la sociedad comentada, desea gozar de todas las oportunidades y ventajas, pero sin aceptar la realidad de que, sin minería, seguiríamos peleando con cuchillos de obsidiana. No habría autos, motos, radios, celulares, TV, luz eléctrica, gas, nafta, aviones, y ni siquiera mondadientes.

La famosa Ley 7.722 no puede ser una barrera que, contraria al sentido común, se erija en Dios de un Olimpo retrógrado.

Aplicando el razonamiento de esa ley, deberíamos cerrar por 10 años las facultades de derecho, porque sobran abogados. Cerrar las escuelas, porque si la economía no ofrece empleo ¿para qué queremos gente educada? Y también cerrar la legislatura, porque si lo presente es lo que puede ofrecer la política, que ni siquiera discute el tema porque “es año electoral”, como no discute la reforma constitucional o más de 2.000 proyectos obrantes en sus archivos sería hora de calificar su existencia.

No se puede tapar el sol con la mano, y tampoco se puede frenar el futuro. Por si los políticos no se enteraron, el futuro ya llegó.

Lic. Atilio G. Galdiolo

DNI 6.897.384