Las actuales subidas del oro son una clara señal para un futuro cercano con cifras mareantes

0
110

El oro cerró el mes de junio y el segundo trimestre de 2019 por encima de los 1.400 dólares la onza y mantendrá la mayoría de sus ganancias recientes. Eso no requiere fuerza continua, pero es una buena señal. Al menos eso es lo que señala el técnico en mercados de metales Jordan Roy-Byrne.


por José María Martínez Gallego

Las técnicas y los fundamentos están finalmente en su lugar para el oro, señala Jordan Roy-Birne en uno de sus últimos artículos publicados en Gold-Eagle.

El analista de mercados afirma que “el oro está superando a todas las monedas principales, entre ellas el dólar, y la Reserva Federal está a semanas de comenzar un nuevo ciclo de recortes de tasas. El dólar estadounidense ha perdido su tendencia alcista”.

El panorama a corto plazo es muy sólido, pero si la Reserva Federal reduce las tasas tres o cuatro veces y el oro supera ampliamente al mercado de valores, este movimiento puede ir a los 1.900  dólares la onza, como señala también Credit Suisse en declaraciones recogidas recientemente en “Oroinformación”.

Si el oro va a tener una tendencia al alza, asegura Roy-Byrne, de 1.600 a 1.700 dólares por onza, entonces las reservas de oro serán mucho más altas. “Si la Fed recorta las tasas tres o cuatro veces y el dólar se agrieta más o el oro supera al mercado de valores, entonces el oro debería poder alcanzar el objetivo de 1.700 dólares la onza. Si solo una de esas cosas sucede, entonces todavía tendrá un buen golpe de 1.550 dólares”.

En caso de que la ruptura con las divisas gane terreno, entonces las acciones de oro, futuros y físico que ya han superado con creces en las últimas semanas, continuarán superando. Así es como funciona este tipo de movimientos. Los movimientos de toros tienden a permanecer sobrecomprados con un sentimiento demasiado alcista. “El punto de entrada perfecto está detrás de nosotros”, asegura el analista.

Dicho esto, si el oro regresa al precio de 1.370- 1.380 dólares por onza (caso que ocurrió los dos primeros días de julio) para una nueva prueba, ese sería el momento de poner más capital y trabajo en forma agresiva, para no perderse el último movimiento.

Por lo pronto, en esta primera semana de julio, el oro pelea rozando los 1.415 dólares la onza.

Oroinformacion.com