En Bolivia critican explotación de litio y sugieren integración regional

0
235

Proponen conformar una organización de Países Exportadores de Litio, e incluso un complejo industrial a nivel Sudamérica.


Madeleyne Aguilar A./  La Paz

La explotación de litio en Bolivia “no tiene rumbo”, alerta el presidente del Comite Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Antonio Pumari Arriaga. Ciudadanos potosinos reclaman mayores beneficios económicos de esa actividad para su departamento y expertos proponen una articulación con países exportadores  sudamericanos.

“Con ACI Systems y la empresa mixta YLB-ACISA, nos muestran que se está trayendo empresas improvisadas, que no tienen ni siquiera la tecnología y la experiencia en el tema del litio”, dijo a Página Siete el representante de Comcipo.

El 12 de diciembre de 2018, Bolivia y Alemania constituyeron  en Berlín la empresa mixta YLB y ACI Systems para la industrialización del litio. Tras la firma del acuerdo, el ministro de Energía, Rafael Alarcón, dijo que “ACI Systems ha demostrado tener la tecnología necesaria”.

Sin embargo, actualmente  se  la critica. “Es necesario que  el Gobierno aclare todo lo que se está haciendo en el Salar de Uyuni. No solamente en la explotación, sino en las consecuencias que  va a generar  al ecosistema en el lugar”, aseveró Pumari.

Concipo se ha movilizado la pasada semana  y ha planteado  al Gobierno central  tratar la distribución de regalías provenientes del litio.

“Hemos solicitado al Gobierno   tratar el tema de regalías y que el decreto supremo que las norma debe ser abrogado, de acuerdo a determinación de consejo consultivo”, aseveró.

Consultado sobre el tema, el analista de la Economía del Litio, Juan Carlos Zuleta Calderón, señaló que  ACI Systems no sólo no cuenta con  capacidad  técnica ni financiera, “sino  que habría logrado cerrar un acuerdo con YLB dirigido a  la creación de la empresa mixta YLB-ACISA, completamente favorable para sus intereses y entreguista para YLB”. El experto  calificó el contrato de “ilegal”.

Coincide  el economista y abogado Eduardo Maldonado, quien también fue representante de la Defensoría del Pueblo y Senador por Potosí. “La tecnología que está realizando el Estado Boliviano no es propiamente la más eficiente”, lamenta.

Explica que el método de evaporación que se utiliza actualmente en el Salar de Uyuni para la extracción de litio,  se ve dificultado por el hecho de que en la región hay temporadas de lluvia que incrementan el costo.

Señala que el  criterio rector en el Estado boliviano,  marcado por el Gobierno del presidente Evo Morales,  dice que  la tecnología de la extracción de litio debería ser 100% boliviana. “En términos generales es lo deseable, pero en la práctica acaba teniendo enormes dificultades porque hay  potencias que han desarrollado metodologías de explotación  por muchos años y con sobrada capacidad. En Bolivia se están haciendo pruebas,  tratando de descubrir metodologías en un mundo que no se va a detener a esperarnos”, comenta Maldonado.

Uyuni está considerado el mayor desierto de sal continuo más altura en el mundo, con unos 10.570 kilómetros cuadrados a unos 3.600 metros de altitud. “Se debería manejar soberanamente  la gestión de sus recursos estratégicos. Todo debería ir en perfecta consonancia con los países circundantes”, dice  el economista.

Su propuesta consiste en  una articulación en perspectiva global y de futuro. Apuesta por una Organización de Países Exportadores de Litio.

Asegura que así, se generará un clima de tranquilidad, una gestión soberana de los recursos, y  control del precio de la materia prima y productos que tengan valor agregado. También, se tendría un mejor manejo de las fases posteriores en la cadena de producción relacionada al litio.

Para ello, según Maldonado, se  requiere la coordinación de elementos  comunes a los  sistemas políticos de los países andinos involucrados.

Respecto de la iniciativa de Maldonado, el especialista Zuleta sugiere ir más allá: «El establecimiento de un HUB o complejo industrial para la industrialización del elemento en Sudamérica».

A su parecer, este proyecto debería contar con la participación de empresas de los países productores/possedores de recursos de litio en esta parte del mundo (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Perú), junto con empresas de otros países de la región dotados de capacidad de ensamblaje tecnolólogico, tales como Brasil y Colombia, así como empresas de otros países más adelantados con tecnología de punta para fabricar baterías de litio y vehículos eléctricos para el mercado regional.

Potosinos reclaman más del 3% de regalías

“Se está enajenando los recursos de los departamentos de nuestro país y se está entregando a manos de una trasnacional” denunció  el Presidente del Comite Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Antonio Pumari.

El régimen de regalías de la ley minera señala que para el litio deberá aplicarse la alícuota del 3% para Potosí como regalía por ser el  departamento productor.

“Pero la misma ley de minería dispone que en aquellos minerales o materiales metálicos y no metálicos, donde la empresa trabaje toda la cadena productiva se beneficiarán pagando sólo el 60% del alícuota. Es decir, que sólo nos pagarían el 1,8%. Ni siquiera el 3%”, subrayó el economista Eduardo Maldonado.

Agregó además que el contrato que el Gobierno ha firmado con una empresa alemana  “compromete los hidróxidos de litio para esta empresa”. Es decir que dado que la actual tecnología que se utiliza para la explotación “sólo puede extraer el 40% del litio de las salmueras del salar”, se estaría comprometiendo el material restante. Es decir el  que no se  explota por las limitaciones.

Los ciudadanos potosinos evidencian esas limitaciones y reclaman tener parte en el proceso de la industrialización.

“Como departamento hemos manifestado que es necesario nuestra  incorporación  como socio  de la explotación y la industrialización del litio. Se tiene que modificar normas como la ley minera”, demanda el dirigente de Comcipo.

Explica que no ha existido un real impacto en la economía del departamento de Potosí por los trabajos que se está realizando con el litio y “eso muestra la improvisación del Gobierno”.

El pedido de mayores ingresos para el departamento de Potosí es común entre los habitantes, especialmente por aquellos que perciben la contaminación que el proceso de extracción involucra.

“La explotación del litio no es amable con el medioambiente, no es sustentable. Ninguna actividad de exploración, ni de explotación, ni de industrialización lo es. Se debería ver planes, programas y proyectos de desarrollo que beneficien al departamento que está en situación de vulnerabilidad. Debemos velar por el derecho humano al agua potable. Lastimosamente es lo que menos se ve en estas actividades”, declaró la coordinadora del Colectivo de Derechos Humanos Empoderate, la potosina Vivian Lagrava Flores.

Señaló que lagunas y  centros turísticos se ven afectados por actividades de exploración.

Consultado el exdirigente de  Comcipo, Jhony Llally, exigió mayores  regalías para  Potosí. “Tal vez con mayores ingresos podríamos buscar formas de mitigar  la contaminación que hay en algunos sectores por esta materia”, dijo.

En enero de este año , el viceministerio de Medio Ambiente entregó la Declaratoria de Impacto Ambienta (DIA)  a la empresa estatal Yacimientos de Litio Boliviano (YLB) para el proyecto  “Desarrollo Integral de las salmueras del Salar de Uyuni – Planta industrial de Carbonato de Litio”. Se otorgó la licencia ambiental.

Página Siete (Bolivia)