Catamarca: Consumo de energía en caída desde hace once meses

0
185

El impacto es principalmente porque Minera Alumbrera redujo su consumo en un 94%, según datos que se tomaron de un informe oficial de la mayorista CAMMESA.


El último informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico arrojó una caída del 47% en el consumo de energía en Catamarca, y con este relevamiento acumuló once meses con este índice en baja. Aunque la merma se dio en todo el país, en la provincia se debe principalmente a la menor demanda de Minera Alumbrera, que el año pasado suspendió las operaciones.

El relevamiento de FUNDELEC colocó a Catamarca a la cabeza de las provincias con mayor caída en el consumo, puesto que no resigna desde octubre del año pasado, aunque las caídas se registran desde septiembre.

En junio de este año, Catamarca registró una caída del 47%: más del doble que su inmediata perseguidora, Misiones, donde cayó un 22%. Siguieron en el ranking Jujuy (-19%), EDENOR (norte de la Ciudad de Buenos Aires, con -15%), Tucumán (-14%), EDESUR (sur de la Ciudad de Buenos Aires, con -12,5%), La Rioja (-12%), EDELAP (abarca a seis partidos de Buenos Aires, cayó un -12%), Santiago del Estero (-12%), San Luis (-11%), Chaco (-11%), Entre Ríos (-10%), Corrientes (-10%), EDEN (norte de Buenos Aires, con -10%), San Juan (-9%), Salta (-9%), Santa Fe (-8%), La Pampa (-8%), Córdoba (-8%), Santa Cruz (-7%), Formosa (-6%), Mendoza (-5%), Chubut (-4%), EDEA (centro-sur de Buenos Aires, con un -4%), Neuquén (-3%), Río Negro (-1%); en tanto que EDES (sur de Buenos Aires) mantuvo su consumo en comparación interanual.

El informe señala que el descenso se presentó en los usuarios comerciales, industriales y residenciales de todo el país. En tanto que «continúa la tendencia recesiva de los últimos cuatro meses de 2018 y del primer semestre del 2019, que representa una fuerte caída en el consumo de -7%».

En este contexto, Catamarca lidera el ranking por la fuerte retracción de la demanda que requería Minera Alumbrera: En agosto del año pasado, la empresa detuvo las operaciones e inició un proceso de dos años para volver a operar de manera subterránea, y desde entonces los registros provinciales cayeron exponencialmente. Solo en junio pasado, Alumbrera consumió 4.276 megavatios, que son apenas el 6,6% de los 64.150 megavatios que consumió en junio de 2018.

Si bien en agosto de 2018 la provincia registró un consumo un 12% menor al del año anterior, a partir de la pausa en Alumbrera (el 26 de agosto) se sucedieron índices más altos: 40% de caída en septiembre de 2018, 46% en octubre, 42% en noviembre, 40% en diciembre, 41% en enero de 2019, 39% en febrero, 48% en marzo, 49% en abril, 43% en mayo y 47% el mes pasado.

Ahorro del usuario

Además, se debe contemplar que en muchos casos la reducción en el consumo se debe a medidas tomadas por los usuarios para evitar encontrarse con una tarifa elevada al final del bimestre.

De hecho, el incremento de los costos de energía a nivel nacional que comenzaron a regir en 2019 sorprendieron a más de un desprevenido, y durante la primera mitad del año se convocaron varias manifestaciones en contra de la empresa de Energía Catamarca SAPEM.

A esto se sumaron las declaraciones de Gerardo Rabinovich, vicepresidente segundo del Instituto de Energía “General Mosconi”, que en oportunidad de una capacitación en Catamarca advirtió que el cargo fijo local es «de los más caros del país», algo que fue luego desmentido por la EC SAPEM.

Ante esto, la distribuidora local recordó que el 91% de la tarifa son costos que se cobra el Gobierno Nacional, y consideraron que esas comparaciones «son mentirosas».

Para reducir el impacto de los nuevos costos, el Gobierno provincial amplió los alcances de la Tarifa Social, y absorbió el costo del 35% del VAD, el 1,5% de la tasa de fiscalización que corresponde al ENRE, y decidió absorber los incrementos que estaban previstos en el VAD para este año, fijados para mayo y noviembre, para que no impacten en la boleta.

Sin embargo, esos subsidios impactan mínimamente en el total de la tarifa: para un usuario residencial, el ahorro es de entre el 7 y el 8% del total de lo que se debería pagar sin ningún tipo de subsidio.

El Ancasti