Otro trader de JPMorgan se declara culpable de manipulación del mercado del oro

0
118

La manipulación del mercado de los metales preciosos por parte del banco de inversión estadounidense JPMorgan es aún más grave de lo que parecía, después de que otro trader de la entidad se haya declarado culpable ante el Departamento de Justicia de un delito de ‘spoofing’, del que estaban al corriente sus superiores.


por José Ángel Pedraza

Las pruebas contra el banco de inversión JPMorgan por su participación en una trama de manipulación del mercado de los metales preciosos, en perjuicio de los inversores que participan en el mismo, son cada vez más abrumadoras.

Según ha informado el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, un segundo trader de metales preciosos que trabajaban en la entidad financiera se ha declarado culpable de un delito de ‘spoofing’, una práctica consistente en la emisión de falsas órdenes de compra, que luego no se ejecutan y se retiran en el último momento, y que obligan a reaccionar a los demás participantes en el mercado provocando un alza de los precios.

Se trata de una práctica prohibida que en los últimos tiempos se ha generalizado en mercados como el de metales preciosos y el de divisas, distorsionando su funcionamiento y beneficiando a los bancos de inversión para los que trabajaban los traders procesados.

La información publicada por el Departamento de Justicia estadounidense revela que Christian Trunz, un trader que trabajó en las sucursales del banco en Londres, Singapur y Nueva York, ha admitido haber colocado miles de órdenes de compra de contratos de futuros de oro, plata y otros metales, que no tenía intención de ejecutar. Estas prácticas ilegales tuvieron lugar entre julio de 2007 y agosto de 2016.

Trunz, que había alcanzado el cargo de director ejecutivo, del que se ha visto obligado a dimitir, reveló al Departamento de Justicia que había aprendido la práctica del ‘spoofing’ de otros traders más veteranos del banco, y que realizaba esta actividad con el conocimiento y consentimiento de sus superiores.

En un principio, Trunz no fue identificado por el Departamento de Justicia como empleado de JPMorgan. Sin embargo, figuraba como tal en las listas de la Financial Industry Regulatory Authority.

El caso de Trunz se añade al de John Edmonds, otro trader de JPMorgan que se declaró culpable de ese mismo delito el pasado mes de noviembre, y pone de relieve la lucha emprendida por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos contra este delito

Oroinformacion.com