Catamarca: Los Apuntes del Secretario y las acciones de Jalil a favor del sector minero

0
104

Los días de Raúl Jalil, como es de suponer, son intensos. Aparte de la gestión municipal, no descuida la campaña como candidato a gobernador y, paralelamente, lleva adelante estrategias silenciosas para lo que sería su futuro gobierno provincial.


En ese marco, sabe que el desarrollo minero será vital para aliviar las finanzas que, aun sanas, juegan en el límite de las posibilidades. Días pasados, a propósito de su planificación, habría llevado adelante acciones a favor de consolidar los proyectos de oro, cobre y litio que están en marcha.

Sobre uno de ellos, Agua Rica, se supo esta semana que las empresas que participan del megaemprendimiento –son las mismas que ejecutaron el Bajo la Alumbrera- estarían presentando, hacia fin de año, el estudio de factibilidad que, obviamente, tiene que ver con el impacto ambiental. Sobre la espinosa cuestión, las multinacionales saben que, como ocurrió con Alumbrera, deben existir las máximas garantías.

La complicada agenda de trabajo que lleva adelante el candidato presidencial mejor posicionado que dejaron las primarias, Alberto Fernández, le impediría volver a Catamarca hasta las elecciones del mes venidero. Aparte de visitas a provincias clave como Córdoba y Mendoza –en tierras cuyanas se vota a gobernador dentro de 17 días-, viajes al exterior y apoyo a la fórmula bonaerense Kicillof-Magario, debe sostener reuniones múltiples con dirigentes empresariales, sindicales y de instituciones como la industria, el agro o la Iglesia. Independiente de ese cúmulo de obligaciones, en el comando “fernandista” que conduce Santiago Cafiero se entiende que en las provincias donde se considera asegurado el triunfo no será necesario la presencia de los candidatos nacionales. En esa categoría se encuentra Catamarca. Dan por hecho la victoria de Jalil sobre Roberto Gómez. ¿Será verdaderamente así?

En la oposición, aun sabiendo que remontar el cuesta arriba de los números será tarea titánica, la máxima conducción no tira la toalla. En esa convicción, la militancia trabaja en armonizar el sistema de fiscalización que, para muchos, fue en agosto un verdadero desastre. No solamente esperan descontar votos para asegurar la mayor cantidad de bancas municipales, provinciales y/o nacionales, sino también existen sueños de concretar el batacazo del triunfo. En cuanto a visitas, aconsejadas por el consultor brasileño que los ayuda, en lo que queda de septiembre podrían pisar la cuna de la Virgen del Valle los diputados nacionales Mario Negri y Elisa Carrió. Para octubre, la idea es que aterrice el candidato a vicepresidente, el senador Miguel Pichetto.

El Esquiú.com