Uno de los principales asesores de Alberto Fernández resaltó que “Estamos en condiciones de pensar una estrategia exportadora para duplicar las exportaciones en 4, 5 o 6 años con Vaca Muerta y la minería”

0
302

Kulfas estimó que la inflación bajará rápidamente al 2% mensual con el acuerdo social de Alberto


Por Fernando Heredia

El economista anticipó que hay que acotar el régimen de Tierra del Fuego y propuso desarrollar un plan industrial nacional que «exponga» a algunos sectores y proteja a otros.

El economista Matías Kulfas estimó que la inflación bajará rápidamente al «2% o 1 y pico mensual» con el acuerdo social de Alberto Fernández. «Estamos trabajando en un gran acuerdo económico y social de 10 puntos. El objetivo de corto plazo es la inflación. Volver rápidamente a los niveles que había al comienzo del gobierno de Macri como el 2% o el 1 y pico mensual», dijo en el Seminario País Federal en la Universidad del Salvador (USAL).

Si bien se trató más de una expresión de deseos y no de un objetivo oficial formal, el enunciado recuerda las fatídicas metas del ex titular del Banco Central Federico Sturzenegger durante los primeros años del macrismo, ahora reconocidas como «excesivamente optimistas».

El economista de confianza de Alberto Fernández agregó que se trata de un primer paso para después «sí generar un objetivo de desinflación razonable y coordinar expectativas, coordinar actores, reducir los traslados a precios», con una «política y monetaria fiscal consistente con esos objetivos».

«Es clave sentar a los actores y estructurar una estrategia de corto plazo para reducir el traslado a precios de las devaluaciones y coordinar subas salariales para que no se transformen en inflación de costos», dijo, al tiempo que calificó al aumento generalizado de precios como «un fenómeno multicausal», que «no es exclusivamente monetario» ni tiene como causa la concentración en mercados monopólicos y oligopólicos.

Tras destacar el carácter prioritario que esta política tendrá en el los primeros meses de un eventual gobierno de Fernández, Kulfas viró rápidamente a un análisis minucioso de la posible política industrial a desarrollar, tema al que dedicó la mayor parte de su exposición. Sucede que el economista es un experto en Industria y se lo menciona como uno de los más firmes candidatos a ocupar el ministerio de Producción.

En este sentido, destacó la importancia de consensuar un modelo exportador para duplicar las ventas externas de la mano de Vaca Muerta y la minería. «Argentina tiene un problema recurrente de restricción externa, se queda sin dólares con extrema facilidad y cuando eso pasa la economía deja de crecer. La manera virtuosa de resolver esto es exportando más. Estamos en condiciones de pensar una estrategia exportadora para duplicar las exportaciones en 4, 5 o 6 años», explicó.

Como reveló LPO, trabaja en un régimen de inversiones específico para el sector hidrocarburífero con el objetivo llegar a exportar el equivalente a 40.000 millones de dólares anuales para 2023. A esa cifra quiere sumarle «entre 10 mil y 12 mil millones de dólares anuales de minería» y otro tanto por industria (nanotecnología y farmacéutica son las ramas en las que ve mayor potencial), agronegocios y en especial el sector cárnico, y los servicios intensivos en conocimientos.

Por el contrario, se volvió a mostrar muy crítico con el régimen de promoción de Tierra del Fuego, al que Débora Giorgi volcaba la mayoría de los recursos de su cartera durante el kirchnerismo. «Los que leyeron mis libros saben que no soy muy afecto al régimen de Tierra del Fuego. Como estrategia de política industrial no ha funcionado. Sí ha servido como política de radicación y como política territorial de empleo. Lo que hay que hacer es mensurar cuál es el tamaño ideal de ese régimen, a mí me parece que el futuro de Tierra del Fuego es con un régimen más acotado y con proyectos que tengan más capacidad genuina real de crecer como la energía, la petroquímica y la pesca», subrayó.

En este sentido, agregó que «no hay que hacer un proteccionismo de la década del cincuenta, ni tampoco pensar que una apertura plena te va a llevar al desarrollo». «El proteccionismo en el siglo XXI existe, hay decenas de medidas paraarancelarias y reglas técnicas. Y el principal país que las utiliza no es Cuba o Corea del Norte sino Estados Unidos y China. Entonces hay que encontrar un camino que permita cuidar a algunos sectores y exponer a otros a la competencia», finalizó.

Lapoliticaonline.com