Catamarca: Musella apeló el archivo de su denuncia contra Mercado

0
625

El ex vicepresidente de la empresa minera estatal CAMYEN, Fernando Musella, apeló la desestimación y pase a archivo de su denuncia contra el actual director por Catamarca en YMAD, Ángel Mercado, por amenazas.


La decisión la había tomado el juez de control de Garantías Nº2, José Antonio Carma, quien hizo lugar al pedido del fiscal Víctor Figueroa, que ya había ordenado desestimar la denuncia, al considerar que no se había podido comprobar el delito. Además, el magistrado no había hecho lugar al pedido de apartamiento del fiscal solicitado por el ex directivo de CAMYEN.

El ex funcionario había denunciado que luego de abandonar la empresa, le envió un mail a Mercado donde la respuesta lo dejó atónito: “¿Qué haría yo en tu lugar? Quedarme calladito la boca y no poner en riesgo tu vida, la de tus hijos y la de toda tu familia. Además recordá mi llegada a la Corte, fiscales, a los diarios. Vos perdés”.

Musella justificó su presentación contra la resolución de Carma, señalando la «violación de su derecho de defensa», al tener la decisión del juez «una fundamentación errónea e irrazonable que no valoró la participación de Ángel Mercado en el delito denunciado, a la luz de los elementos probatorios aportados».

«Es sumamente gráfico que el juez, en un esfuerzo demasiado evidente por desestimar la denuncia, omitió leer, o si lo hizo, omitió resolver los puntos por los cuales me opuse a la desestimación realizada por el fiscal», agregó.

El denunciante catalogó como «increíble» que el fiscal y el juez por un lado reconozcan que la casilla de correos utilizada en la amenaza es de Mercado, pero que sostengan que no es el autor, al convalidar las expresiones del director de YMAD en un segundo mail, donde afirma que lo hackearon. En ese sentido, Musella ironizó al señalar que «está permitido cometer un ilícito para luego exculparse y eludir la pena».

Además, cuestiona que el fiscal «ni siquiera lo indaga (a Mercado) sobre quién le hackeó la casilla o dónde dejó abierto el computador» de donde salió la amenaza.

Finalmente, Musella relató que recibió otra amenaza de similares características que la anterior, pero escrita en un papel que fue dejado por debajo de la puerta de su estudio jurídico. En ese sentido, presentó a la Fiscalía dos cds con 16 horas de filmaciones de una cámara ubicada en la Plaza General Navarro y cerca de su estudio.

El denunciante puso en duda que el fiscal en tan solo dos horas haya podido ver todo el material fílmico, ya que aseveró que en un tiempo récord, recibió la prueba y la desestimó.

El Ancasti