Catamarca: El interés japonés por la minería reafirma el valor del fronterizo Paso de San Francisco

0
780

El embajador japonés en la Argentina, Noriteru Fukushima, se refirió al clima de negocios en el país en diálogo con La Nación, en el marco del seminario sobre hidrocarburos y minería. Al evento, realizado en el Palacio San Martín, asistió una nutrida comitiva de empresarios nipones interesados en in vertir en el sector energético y minero.


En este marco, la delegación japonesa del sector energético y minero viajó para conocer distintos yacimientos del país.

Una parte visitó un salar desde donde se extrae litio en Salta y minas de cobre en Catamarca. Otra parte viajó a Neuquén para conocer los yacimientos de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta.

Los nipones apuntan comenzar con el potencial de litio y cobre: hoy Japón importa el 50% del cobre que necesita de Chile. “¿Por qué no de Argentina, si tiene la capacidad de producirlo?”, se pregunta Fukushima.

Sin perjuicio de las proyecciones que tienen, los empresarios japoneses también expresaron sus dudas y la preocupación por los altos costos laborales y logísticos.

Manifestando explícitamente su intención de explotar litio y cobre, un representante de una de estas empresas señaló que los costos laborales aún son más baratos en Perú y Chile, por lo que consideró esa situación como un obstáculo.

“Nosotros hacemos producción a gran escala y nos interesa la compra de los recursos minerales, pero los costos son muy elevados”, dijo al matutino citado.

A la vez, se refirió a la problemática en la localización de las provincias con capacidad mineral. “El problema también es la logística, porque el acceso a los puertos desde el lugar de producción en la Argentina es lejos. Lo que esperamos es el compromiso de ayudarnos a acelerar los tiempos de producción”, dijo.

El subsecretario de Desarrollo Minero, Mario Capello, sobre el tema mencionó los acuerdos que la Argentina adelanta con Chile para tener acceso a sus puertos y aprovechar esa ruta al Pacífico, además de la reactivación ferroviaria.

El potencial que tienen las provincias para que la producción en los yacimientos tenga salida por los pasos fronterizos quedó latente. Catamarca no queda fuera de ese plano. El Paso Internacional de San Francisco permitiría que los inversores saquen la producción metalífera al Pacífico y al mercado asiático.

El Esquiú