Multinacionales, en alerta por el clima social, la caída del consumo y el temblor financiero

0
477

Las multinacionales que operan en la Argentina empezaron a presentar sus informes trimestrales ante el regulador de la bolsa de Estados Unidos, la SEC (Securities and Exchange Commission) donde coinciden en la alta volatilidad del tipo de cambio y la inflación, y marcan también la caída del consumo y los períodos de inestabilidad social o política que afectan a la región.


Una de las empresas que presentaron balances es Pepsico, de alimentos y bebidas de consumo masivo. “La volatilidad económica, política y las condiciones sociales en algunos mercados donde nuestros productos son fabricados, distribuidos o vendidos, como la Argentina”, señala (entre un grupo de países que incluye también a Brasil, China, India, México y Rusia, entre otros) “y las fluctuaciones de moneda en estos mercados continúan representando un medioambiente desafiante para las operaciones”, dice el informe.

Sobre el consumo en el mercado local, Pepsico –que en 2017 cerró una planta en Florida, con 550 despidos, y concentró operaciones en Mar del Plata– señala que en los primeros seis meses de este año, el volumen en ventas de bebidas cayó un 3% por caídas en Brasil, Argentina y México. También los snacks bajaron 0,5% en volumen.

Otra de las compañías que mostraron resultados recientemente es Netflix, la firma de contenidos audiovisuales por streaming que, por ejemplo, estrenó la serie Luis Miguel en la región. Para ellos, el peso argentino entra dentro del grupo de monedas donde hay riesgos por la volatilidad cambiaria, junto con el dólar canadiense, el australiano, la libra, el yen y el real. La pérdida de valor de estas monedas generó un impacto negativo en sus ganancias en dólares. La empresa de maquinaria agrícola Deere and Company (John Deere) destacó en cambio que en marzo de este año compró King Agro, una manufacturera de fibra de carbono con base en Valencia, España, y planta en Campana, Argentina, con la que espera ampliar su producción.

Enertopia Corporation, una compañía que adquirió los derechos para usar la tecnología de Genesis Water Technologies, se centra en la explotación de litio en Argentina, EE.UU., Bolivia y Chile. La firma había anunciado el 8 de mayo que llevaría adelante la exploración.

“Sin embargo, después de recibir algunas evaluaciones”, la firma decidió no proceder en más proyectos. Se manejan con ventas eventuales, sin clientes de largo plazo por ahora. Y el riesgo que señalan es el deterioro del consumo que “afecta a las operaciones y condiciones financieras en los mercados en desarrollo, exacerbado por la creciente volatilidad”.

La biotecnológica Heron Lake sostiene que sus márgenes recibirán el impacto negativo de los precios más bajos de los granos y la desaceleración de la demanda por exportaciones, por los aranceles de China y sobrestock en el mercado doméstico, aunque la suba de la soja de abril los ilusionaba a la hora de redactar el informe para presentar en la SEC.

La demanda de la soja para alimentar ganado hizo que los precios de las exportaciones crecieran para Argentina, México, Canadá, Corea del Sur y Vietnam. Otra de las empresas que presentaron resultados –en su caso en mayo– fue Algodon Wines. La bodega estimó que hubo una devaluación firme del peso argentino en función del dólar de EE.UU. En su presentación, la firma marca que sigue los desarrollos de la Argentina y está evaluando el impacto potencial en sus finanzas de una economía argentina “altamente inflacionaria”.

(Fuente www.perfil.com).