El año 2019 ha comenzado para el sector de la minería de oro con importantes movimientos corporativos, igual que terminó 2018. Si a finales del pasado año se anunciaba la fusión entre Barrick Gold y Randgold Resources, ahora ha sido la segunda minera mundial, Newmont Mining, la que ha anunciado el acuerdo con la cuarta, Goldcorp, que daría lugar a la mayor productora mundial de oro.


por José Ángel Pedraza

Los movimientos corporativos en el sector de la minería de oro se están sucediendo en los últimos meses. Después del paso dado por la primera minera mundial, la canadiense Barrick Gold, con la fusión por absorción de Randgold Resources, ha sido la segunda en la clasificación, la estadounidense Newmont Mining, la que ha movido ficha y ha anunciado al acuerdo alcanzado para su integración con la cuarta minera mundial, la canadiense Goldcorp.

Según la información facilitada por ambas compañías, la operación está valorada en 10.000 millones de dólares. Newmont adquirirá el 100% de las acciones de Goldcorp, valorando cada una de ellas al 0,3280 de una acción de Newmont, lo que representa una prima del 17% sobre la media ponderada del precio de las acciones de ambas compañías durante un periodo de 20 días.

La compañía resultante, Newmont Goldcorp, se convertirá en la empresa líder del sector. El capital de la misma quedará en manos de Newmont (65%) y Goldcorp (35%), que tendrán una representación proporcional en el Consejo de Administración: dos tercios la primera y un tercio la segunda.

Newmont Goldcorp cotizará en las bolsas de Nueva York y Toronto. Noreen Doyle, hasta ahora presidenta del Consejo de Newmont, presidirá la compañía, mientras que Ian Telfer (presidente de Goldcorp) será el vicepresidente y Gary Goldberg (CEO de Goldcorp) será el consejero delegado.

La nueva compañía mantendrá su sede en Denver (Colorado, EEEUU), como Newmont, y dispondrá de oficinas regionales en Vancouver (Canadá), Miami (Florida, EEUU), Perth (Australia) y Accra (Ghana).

El 55% de sus reservas de oro están concentradas en Canadá, Estados Unidos y Australia. Los ejecutivos de la compañía resultante han trazado unos objetivos que contemplan la producción anual de entre 6 y 7 millones de onzas de oro (186-217 toneladas).

A efectos comparativos, los últimos datos anuales publicados, correspondientes a 2017, revelan que la producción de oro de Newmont fue de 163,8 toneladas, mientras que la de Goldcorp se elevó a 79,9 toneladas. La producción de ambas fue de 243,7 toneladas, superando las 206,5 toneladas que sumaron las recién fusionadas Barrick Gold (165,6 toneladas) y Randgold Resources (40,9).

Además, los responsables de Newmont Goldcorp aseguran que la recién creada compañía ofrecerá el dividendo más alto de entre las principales compañías mineras de oro mundiales.

Según el CEO de Goldcorp, Gary Goldberg (que también ejercerá ese puesto en la nueva compañía, al menos hasta 2019), la operación generará sinergias por valor de hasta 100 millones de dólares anuales antes de impuestos.

No es extraño que esta operación se haya registrado poco tiempo después del anuncio de la fusión de Barrick Gold con Randgold Resources. De hecho, el sector esperaba que se produjera un movimiento al respecto de Newmont Mining.

Un reciente informe de Fitch Solutions sobre la situación del sector de la minería de oro en 2019 apuntaba la posibilidad de que registraran nuevas fusiones y adquisiciones en un sector que tenía más fácil el crecimiento por medio de estas operaciones que por la inversión en nuevas explotaciones. Una fórmula de hacer frente a la caída del suministro y al aumento de los costes.

Oroinformacion.com