El primer trimestre del año suele ser un periodo especialmente positivo para los metales preciosos, cuyo precio suele incrementarse con el cambio de año. El pasado mes de diciembre, los metales preciosos comenzaron a registrar una subida de precios y todo apunta a que esta racha alcista se va a mantener en los primeros meses de 2019.


por José Ángel Pedraza

Según el informe Precious Metals Appraisal de la refinería Heraeus, el precio del oro ha crecido un 5% de media durante los primeros dos meses de los últimos diez años, y se espera que en 2019 suceda lo mismo, ya que el metal inició a mediados de diciembre una subida que se va a extender en las primeras semanas del nuevo año.

El informe señala que “existen múltiples razones para que los inversores recurran a un activo refugio, desde la volatilidad de los mercados de capitales globales hasta el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos y la revuelta de los ‘chalecos amarillos’ en Francia, además de la ralentización del crecimiento económico global”.

Los analistas de la refinería estiman que la volatilidad en los mercados de capitales va a mantenerse a corto plazo, lo que debería apoyar el incremento de la demanda de oro como activo refugio.

Por otra parte, factores como el buen ritmo de las compras por parte de los bancos centrales también influirán en la evolución del precio del oro. En concreto, desde Heraeus destacan el primer movimiento en las reservas de China desde 2016 y las operaciones realizadas por los bancos centrales de Hungría y Polonia, que han acudido al mercado para incrementar sus reservas por primera vez en muchos años.

Plata

En cuanto a la plata, el informe señala que este metal suele registrar una revalorización mayor que la del oro en el primer trimestre de cada año, aunque en 2019 existe un factor negativo, como es la reducción de la demanda de este metal por parte del sector industrial, en concreto del electrónico, como consecuencia del impacto de la ralentización de la economía china.

Además, las pobres cifras de ventas y las perspectivas de futuro de los dos principales fabricantes mundiales de smartphones, Samsung y Apple, sugieren también una desaceleración de la demanda de plata por parte del sector electrónico.

Platino

El informe de Heraeus reconoce que el platino ha sido el metal precioso que, tradicionalmente, ha tenido una mayor revalorización durante el mes de junio. Sin embargo, su cifra de demanda no parece que vaya a cambiar mucho en 2019 con respecto al año pasado.

Según los analistas de la refinería, su única posibilidad de subida es el efecto contagio con el resto de metales preciosos, ya que el platino suele tener una importante correlación con el precio del oro.

Otra cosa es lo que ocurra con el platino en los años venideros, sobre todo teniendo en cuenta la potencial demanda de platino que puede generarse en la próxima década debido a la apuesta de China por los vehículos eléctricos. El país va a financiar la industria local de pilas de combustible con cerca de 12.400 millones de dólares hasta el año 2025.

Paladio y otros metales

Por su parte, el paladio se encuentra en cifras máximas y en lo que llevamos de enero ya ha subido un 6%, frente a una subida media en este mes del 3% en los últimos años. Sin embargo, desde Heraeus creen que esta subida podría continuar, ya que se espera que el mercado registre un nuevo déficit de suministro.

Respecto a los demás metales preciosos, el iridio es el que mejor promedio ha registrado en el primer trimestre de los últimos 10 años, después de rematar un cuarto trimestre muy fuerte.

El rutenio, en cambio, tiende a caer en el mes de enero, antes de recuperar la senda de subida, mientras que el rodio suele imitar los movimientos del oro a comienzos de año.

Oroinformacion.com