En casi todas las culturas, y desde tiempos remotos, el oro ha sido el metal más precioso y valorado. Difícil de conseguir, es símbolo de poder, riqueza y triunfo. En “El embrujo del oro” hacen un recorrido por este precioso metal, desde la mina de OroValle, en Asturias, la única que existe en el sur de Europa, hasta el río Segre donde los aficionados, batea en mano, quedan atrapados por el hechizo de este metal.


por José María Martínez Gallego

Con estas locución una de las seis reporteras del equipo de “Repor”, dirigido por Ignasi Rodríguez, inicia una interesante reportaje sobre el mundo del oro, emitido por Canal24h de Televisión Española, titulado “El embrujo del oro”.

El reportaje va pasando por diversas etapas, desde el hallazgo de pepitas de oro por parte de aficionados a pie del río Segre, en Lérida, batea en mano; hasta los apasionados admiradores del metal amarillo que se deposita en los platos metálicos a pie del río asturiano Navelgas.

“El oro puede estar enterrado desde hace cien mil años, pero cuando se encuentra se lava con agua y brilla como el primer día”, comentan los dos buscadores ilerdenses que aparecen en el reportaje utilizando una pequeña exclusa por donde se desliza el agua y arrastra la tierra del río y todo tipo de sedimentos hasta que se puede escuchar el antiguo grito de ¡Eureka! Ha aparecido una pequeña pepita de oro, un tesoro impagable, para cualquier buscador aficionado.

“Brilla como el sol y da luz y color a quien lo luce. Siempre asociado a la riqueza, al poder, al triunfo. Pasan los años y el prestigio del oro sigue intacto”. Mientras la voz en off afirma con contundencia estas premisas, las imágenes hacen un recorrido por las famosas estatuillas de los premios Oscar de Hollywood, la entrega de un balón de oro a Messi, a la nadadora Mirella Belmonte y su medalla de oro olímpica.

Otro de los aspectos tratados es el de la tasación y compra de joyas, monedas o lingotes en establecimientos de prestigio, en este caso de una conocida firma barcelonesa. “Un negocio que floreció con la crisis”, explican mientras muestran los sistemas para detectar si el oro es auténtico, como la piedra de toque sobre la que rayan los objetos, o un densímetro para comprobar la densidad de los lingotes o monedas.

Ahora le toca a una visita guiada a la mina OroValle, en Belmonte de Miranda, Valle-Boirás, Asturias, un recorrido de 400 metros hacia las profundidades de la tierra donde se extraen las amalgamas de minerales a los que está adherido del oro, que a simple vista nunca se ve. Tras un recorrido por una galería de producción, la cámara de “Repor” muestra al espectador toneladas de minerales oxidados, los que tienen mayor proporción de oro, de 6 a 7 gramos por tonelada.

En esa mina se extrajeron en 2018 alrededor de 1,800 kilos de oro.

El siguiente paso mostrado en el reportaje es el de la planta de tratamiento, donde por procedimiento químico o por gravitación se acaban extrayendo los metales preciosos. A continuación, la sala del oro, donde se realiza el proceso de reconversión de minerales en bruto al primer refinado, en el que se fabrican los denominados “doré”, barras de oro, plata y cobre con un peso de más de 8 kilos, de los que un 505 será oro puro. Todos los días salen multitud de dorés hacia la refinería.

Las siguientes secuencias muestran los parajes de Navelgas, siempre en Asturias, por donde unos paisanos hacen un recorrido por las sendas que llevan hasta antiguas minas de oro romanas, explicando cómo extraían el metal hace dos mil años. En la propia población se muestra el Museo del Oro de Asturias, en el que se muestra todo el desarrollo y proceso histórico del oro y sus usos.

Pero si Navelgas es sumamente conocido en el sector aurífero es porque anualmente, cada mes de julio, se celebra el Campeonato Nacional de Bateadores al que acuden participantes de todo el mundo.

Tras pasar por un establecimiento de venta de lingotes y bullion, el reportaje continúa fijando su atención en el reciclado y uso industrial, mientras la voz en off afirma que “Cada vez hay más demanda de oro por parte de la industria, por se un buen conductor. Los depósitos de residuos eléctricos y electrónicos acaban configurando “minas urbanas”. El objetivo es extraer, la plata, el oro y el cobre que se encuentran en el interior de los aparatos: teléfonos móviles, ordenadores, etc. Por cada millón de partículas que han sido trituradas, 50 de estas fracciones son de oro, plata o paladio”.

“El embrujo del oro” finaliza sus largos 24 minutos con la visión del metal precioso adaptado y utilizado en joyería.

Cristina Fernández, autora del reportaje, cierra asegurando que el oro es “Un valor seguro para los inversores, un metal precioso del que no se deja perder ni un átomo”.

Oroinformacion.com