A pesar de que en la industria del oro se ha instalado desde hace un par de años un debate sobre la posibilidad de que ya se haya alcanzado la producción máxima anual de oro (‘peak gold’), la cifra de 2018 ha supuesto nuevamente un récord, con 3.503 toneladas. La inversión física ha tenido también un buen año, con un aumento del 4% sobre 2017, hasta un máximo de los últimos cuatro años de 1.078 toneladas.


por José Ángel Pedraza

El informe Gold Focus 2018, publicado este 2 de abril por la consultora británica Metals Focus, es uno de los termómetros que sirven para comprobar la salud de la industria mundial del oro y permiten predecir el futuro comportamiento del precio del metal.

Las cifras principales resultan bastante positivas: la producción minera creció un 2%, hasta las 3.503 toneladas. El reciclaje también aumentó, un 1% en este caso, y se elevó a 1.168 toneladas, con lo que el suministro total ascendió hasta las 4.671 toneladas, un 2% más que en 2017.

Demanda

Por lo que se refiere a la demanda, se elevó un 8% interanual, hasta las 4.364 toneladas. Destaca sobre todo el crecimiento del sector oficial (+74%, 657 toneladas) y la demanda de oro físico de inversión (lingotes y monedas), que creció un 4%, hasta las 1.078 toneladas, su cifra más alta desde 2013.

Tanto la demanda del sector de la joyería como la procedente del sector industrial aumentaron un 1% en 2018; la primera, la principal fuente de demanda del oro, elevó su cifra hasta las 2.282 toneladas, la mejor de los últimos tres años; la segunda totalizó 337 toneladas.

Previsiones 2019

El informe de Metals Focus (que iremos desgranando desde Oroinformación en sucesivos artículos) incluye también las previsiones de la consultora británica acerca de la industria del oro.

Según estas previsiones, la producción minera seguirá creciendo un año más, aunque de forma marginal, hasta las 3.516 toneladas. También lo hará el reciclaje (1.182 toneladas, +1%), con lo que el suministro total crecerá un 1%, hasta 4.707 toneladas, contando con 10 toneladas de aprovisionamiento de stocks.

Por el lado de la demanda, se espera que se mantenga más o menos en las mismas cifras (4.307 toneladas). La demanda de joyería crecerá un 3% hasta las 2.351 toneladas, mientras que la inversión física aumentará un 4%, hasta las 1.082 toneladas y la demanda industrial un 1%, hasta 337 toneladas.

En cambio, desde Metals Focus no creen que el sector oficial vaya a repetir las cifras de 2018 y estiman que su demanda de 2018 será de 600 toneladas, un 9% menos.

En cuanto al precio, la media prevista para 2019 por los analistas de la consultora británica en metales preciosos es de 1.310 dólares la onza, un 3% más que los 1.268 dólares la onza de media que registró en 2018.

Oroinformacion.com