Tras la primera reunión en la Subsecretaría de Trabajo, AOMA y representantes de la empresa intercambiaron inquietudes.


Tras conocer el cierre temporal de la mina Casposo, ubicada en Calingasta, AOMA y representantes de la empresa se reunieron en la Subsecretaría de Trabajo para tratar las indemnizaciones y el futuro de los empleados ante una posible reactivación.

«Mantenemos diálogo con los representantes de la empresa y en el marco de la Subsecretaría, lo que queremos es tener garantías para los 158 trabajadores, que están bajo convenio de AOMA», explicó el secretario general, Iván Malla a Diario La Provincia SJ.

En el primer encuentro, se hizo una primera propuesta y se intercambiaron inquietudes. «Evaluaremos el criterio con el que se elegirá al personal que quedará en mantenimiento y las posibilidades con las que quedará el resto. Estamos en un contexto económico difícil», sentenció. Las negociaciones están en su fase inicial.

La mayoría de los trabajadores son de Calingasta y el resto, del Gran San Juan

Diario La Provincia de San Juan