Oro peligroso: la nueva fase de la lucha contra la minería ilegal en Perú

0
388

La lucha contra la minería ilegal de oro en Perú ha entrado en una nueva fase con el establecimiento de bases militares a orillas del Amazonas. La idea es patrullar los yacimientos auríferos.


REUTERS / Guadalupe Pardo

El país ocupa el sexto lugar en el mundo y el primero en América Latina en la extracción de oro. Aproximadamente una cuarta parte del volumen total es ilegal.

El aumento de los precios del oro y el aumento de la demanda llevaron a una reducción significativa de la superficie forestal. La tala se triplicó desde 2008.

La minería ilegal se concentra en la zona de La Pampa, en el departamento de Madre de Dios (sudeste). Allá no hay ningún otro modo de ganarse la vida que la minería de oro. Según algunas estimaciones, las ganancias superan a los ingresos del narcotráfico, de manera que los empresarios locales no piensan renunciar a este tipo de negocios.

A principios de febrero se desarrolló un megaoperativo contra los mineros ilegales. Las operaciones anteriores terminaron en fracaso: justo cuando los militares aparecieron en el campo, los mineros huyeron para regresar después al lugar.

Durante décadas o incluso siglos, la manera de extraer el oro no ha cambiado. Primero los buscadores excavan un hoyo en las orillas del río donde se bombea el agua. Después este barro se filtra tras una alfombra sintética de pelo grueso. Las partículas de oro mezcladas con arena se quedan en la alfombra. Este compuesto se pone en un barril, se añade mercurio y luego se mezcla con los pies sin protección alguna. El mercurio aglutina las partículas de oro y las convierte en globos. Al final los mineros calientan estos globos y el mercurio se evapora.

Debido a ese proceso, todas las fuentes de agua circundantes están envenenadas, los peces mueren y decenas de miles de hectáreas de bosque han sido destruidas.

A pesar de condiciones de trabajo tan peligrosas, mucha gente llega a esta región para ganarse el pan aun con riesgo para su propia vida.

La Policía está llevando a cabo redadas regulares y detiene a los mineros, que se retiran de sus sitios y buscan nuevas áreas para extraer el oro

mundo.sputniknews.com