Buenos Aires: Pese a promesas de Vidal, obreros denuncian aprietes de Loma Negra y Ministerio

0
280

Tras 120 despidos, la empresa, con la connivencia del Gobierno provincial, presiona para obtener otros 90 retiros voluntarios.


 

Tras 120 despidos, la empresa, con la connivencia del Gobierno provincial, presiona para obtener otros 90 retiros voluntarios.

Pese a las declaraciones de la gobernadora María Eugenia Vidal, en torno a que el cierre de la planta Loma Negra Barker «le ocupa y preocupa», ayer la patronal con el apoyo del Ministerio de Trabajo bonaerense presionó a otros 90 empleados para que acepten un «retiro voluntario», dejando en evidencia que la estrategia es discontinuar con el funcionamiento de la planta, lo que implicaría casi 300 familias en la calle y dos pueblos al borde de la desaparición.

Así lo transmitieron los representantes del gremio AOMA, que denunciaron «mentiras y aprietes» de Loma Negra y el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires «hacia los trabajadores, ofreciéndonos una propuesta tentadora para retirarnos voluntariamente, o sea despidos encubiertos, y por otro lado resignar nuevamente 90 puestos de trabajo cuando ya perdimos 120, algo imposible de aceptar y además proponiendo sólo 4 horas de trabajo algo totalmente fuera del marco legal (avalado por el Ministerio de Trabajo) , y además el mismo Ministerio dentro de la fábrica proponiendo a los trabajadores aceptar este tipo de negociaciones».

Para los empleados de Loma Negra, es «el colmo, el propio Estado propone las desvinculaciones de los trabajadores. Y hablan de propuesta superadora. Y encima el Ministerio y Loma Negra responsabilizan al gremio y a los trabajadores por no aceptar estos acuerdos que sólo sirven para que los obreros pierdan derechos, salarios y hasta su propio trabajo, afectando también así a una comunidad entera».

«Así que pedimos a la gobernadora María Eugenia Vidal, ya que ha dado precisas instrucciones a este Ministerio para que trabaje para lograr una buena conciliación de las partes, que por favor presenten una propuesta realmente superadora. Solo queremos mantener nuestro trabajo, solo queremos seguir viviendo y apostando a nuestro pueblo. Es tan difícil de entender eso. Angustia y rabia es lo que nos llevamos a nuestras almohadas. Pero aún seguiremos resistiendo», concluye el comunicado.

La Voz de Tandil