San Juan: Localidad minera revolucionada esperando el eclipse solar

0
429

Bella Vista es una localidad minera de 600 habitantes. Este martes recibirá 10 mil visitantes por el fenómeno.


Por Roxana Badaloni

Rodeado de montañas de color ocre y verde seco, atravesada por la ruta 40 y en medio de la nada, ahí está el pueblo de Bella Vista, un escenario ideal – a nivel mundial- para contemplar el eclipse solar de este martes.

Los apenas 600 habitantes de la localidad minera, en el noroeste de la provincia de San Juan, están revolucionados por la llegada de aficionados al astroturismo. Al mediodía de este martes, se esperan más de 10 mil personas en un predio de cinco hectáreas, preparado con pantallas gigantes, escenario y patios de comidas para ver el eclipse, en la zona de Tampillo. La comunidad de astrónomos de Argentina asegura que el cielo despejado, el escaso viento y los 18 grados de temperatura que se esperan a las 17.39, la hora en la que se espera el eclipse, darán una postal única para disfrutar del momento en el que la Luna tapará el Sol y oscurecerá.

En el municipio de Iglesia, donde están Bella Vista, Rodeo y Las Flores, las tres localidades que concentran la mayor atención, ya comenzó el conteo de las horas y minutos que restan para el suceso astronómico, que ocurre cada 18 meses en algún sitio del mundo, y que sólo pasa por el mismo lugar cada 300 años.

Bella Vista está ubicada a 160 kilómetros de la ciudad de San Juan y es un pueblo minero. La mayoría de las familias tiene trabajos vinculados a la minera de oro y plata Veladero, aunque también es una zona de cría de ganado y agricultura.

En el predio de Tampillo, el gobierno de San Juan ha montado un escenario para shows de música y luces, dos carpas con conexión a Internet y electricidad para cargar celulares y puestos de aprovisionamiento de agua. Algunos adelantados llegaron un día antes con sus casillas rodantes y camionetas, para conseguir una posición privilegiada. “Venderemos sándwiches, pizzas, papas fritas y dulces artesanales”, adelanta Ítalo Navarro, comerciante de Rodeo, que tendrá un puesto de comida. Asegura que la botella de medio litro de agua se venderá a 50 pesos.

Sin embargo, la figurita difícil de conseguir será el anteojo para ver eclipse solar. “Quisimos comprar los lentes por Internet y costaban 600 pesos, por lo que vendremos temprano para conseguir los que entregarán gratis”, dice Paulo Recabarren (22), que llegó en bicicleta con sus amigos Juan (23) y Cristian (23) para inspeccionar el terreno que en unas horas será un verdadero enjambre.

“Aquí nadie trabaja”, repiten los pobladores de Iglesia, el municipio que ha decretado asueto administrativo y escolar para este martes.

Son varias las localidades sanjuaninas que celebrarán el momento del eclipse. Chucuma (Valle Fértil), Mogna (Jáchal), Villa San Agustín (Valle Fértil), Villa Nueva (Calingasta) donde están concentrados muchos científicos, Complejo Ceferino Namuncurá (San Martín) y Costanera Complejo Ferial (Chimbas) serán los puntos de observación pública que mañana desde las 12 albergarán distintas actividades que incluirán charlas, espectáculos artísticos, paseos gastronómicos y artesanías, entre otras propuestas.

Durante el eclipse, el público deberá tomar las precauciones para su observación, usando protección ocular especial. Para eso, desde el gobierno de San Juan se han comprado cerca de 50 mil lentes que se van a distribuir en los puntos de concentración de público. “Vamos a armar un perímetro de observación y entregaremos los anteojos. Cuando termine el eclipse, habrá que devolvernos”, dice a Clarín Omar Mengeche, el intendente de Valle Fértil (la región del Valle de la Luna), que prepara dos fiestas en San Agustín y Chucuma.

Quienes lleguen temprano deberán hacerlo abrigados: el amanecer será bien helado, con una temperatura de tres grados bajo cero y el viento del noroeste golpeando sobre la cordillera del Olivares.

San Juan. Enviada especial.

Clarín