Laplace expuso su visión de la minería ante los equipos técnicos del Partido Justicialista

0
622

El pasado miércoles 28 en la sede nacional del Partido Justicialista ubicado en Capital Federal, el Secretario General de AOMA fue invitado a exponer sobre la realidad de la industria minera argentina. Ante más de cuarenta técnicos y profesionales de la mesa partidaria que aborda los temas relacionados a las industrias energéticas y mineras, el dirigente compartió la realidad del sector desde su óptica.


El presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, al dar comienzo a la jornada expresó ante los presentes que “nos estamos preparando para representar a la gente que votó en defensa propia y para defender a los intereses del pueblo argentino”. Para eso el peronismo “creó un frente, y que la gente nos haya elegido” entendiendo que “lo más importante que tenemos que hacer es defenderlo a capa y espada” para lo cual el PJ está trabajando en todas las áreas del futuro gobierno. A tal fin le dijo a los expositores invitados y a los técnicos presentes “les doy la bienvenida a todos, especialmente a Héctor Laplace, que es un amigo, y es el Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina”, uno de los expositores convocados.

Por su parte, el Lic. Arturo Trinelli, coordinador de los equipos de Minería y Energía, explicó que “estos encuentros se dan en el marco de las mesas de trabajo que están organizando los equipos técnicos del PJ para tener un diagnóstico general de cómo está la situación hoy en el país”, y así tener líneas de trabajo “para pensar el futuro inmediato”.

Al iniciar su exposición Héctor Laplace explicó a los presentes que la minería a gran escala llegó al país desde los inicios de la década del 90, “con los cambios legislativos particularmente con la Ley de Inversiones Mineras, el Pacto Federal Minero, el cambio de Código de Minería, que posibilitó las nuevas inversiones en Argentina” lo que permite tener una clara visión de lo sucedido en los últimos veinte años de actividad metalífera particularmente. Esa situación “permite hacer un análisis de lo que ha pasado y las cosas que tenemos que mejorar a futuro”.

Explicó a los presentes que “en la década de los noventa se constituyó en una política de Estado, porque todos los partidos políticos que tenían representación en el Congreso Nacional votaron por unanimidad la ley de inversiones mineras, y la ley no se hizo entre gallos y medianoches”.

Eso posibilitó que a partir del año 1993 el crecimiento de la actividad comenzara paulatinamente. Para el dirigente aquello permitió “una consolidación muy fuerte entre el Estado, Nacional o Provincial, con los inversores y la organización sindical. Tal es así que en nuestro caso específicamente, hemos acompañado al exterior infinidad de veces a ofrecer la alternativa para que inviertan en Argentina. Pero eran ejes que se trabajaban en forma coordinada y esto era lo sobresaliente”.

Posteriormente resaltó que en este sector “se ha fallado con el cambio de las reglas del juego con respecto a la seguridad jurídica en Argentina”, porque si bien la ley de Inversiones Mineras fijaba reglas de juego claras para la inversión, “se empezaron a efectuar modificaciones, llámese municipales, provinciales o incluso nacionales”. Seguidamente precisó que “cuando estamos hablando de minería estamos hablando de inversión a largo plazo para empezar a tener los réditos de esa inversión, con lo cual si se falla con la seguridad jurídica tenemos mucho que perder para lograr que vengan las inversiones a la República Argentina”.

“Esto ha pasado a través del tiempo, no solamente sucedió con el actual gobierno. Por ejemplo, se aplicaron nuevamente las retenciones a las exportaciones, no solamente a la minería sino al agro y a todo el mundo exportador, y esto es un cambio a las reglas de juego cuando la ley dice otra cosa” comentó.

Laplace asistió a la sede del partido Justicialista acompañado por el Secretario Tesorero de AOMA, Horacio Savid y por Alejandro Santillán integrante del Consejo Directivo y titular de la seccional Olavarría de AOMA. Como parte del auditorio, entre los expertos en minería y energía, se destacaba la presencia de la ex secretaria de Energía y Ministra de Producción, Débora Giorgi,

Con respecto a la irrupción de empresas provinciales de minería Laplace se mostró coincidente con esta posibilidad, diciendo que “es sumamente importante que las provincias constituyan empresas provinciales de minería, como es el caso de FOMICRUZ en Santa Cruz o CAMYEN en Catamarca” las cuales permiten “dejar más recursos genuinos en las provincias” ya que de lo contrario “todos los recursos que genera la actividad se los lleva la Nación”.  Hizo un estricto reclamo de no distraerse con los cuidados que requiere la actividad, “esta es una crítica constructiva, justamente porque el Estado no puede fallar en los controles” y de esa forma “se hace más fuerte la confianza en esta industria”.

Resaltó que cuando existen episodios ambientales “como cuando hubo un derrame químico, los trabajadores fuimos los primeros en denunciarlo, porque somos quienes estamos expuestos en el campamento o en el yacimiento”. En la misma línea conceptual recalcó que “hacer mal las cosas en un yacimiento implica que esté castigada toda la actividad, y eso no está bien”, entendiendo que los controles intensivos dan mayores garantías.

Otra de las cuestiones pendientes que posee la minería para él es “el tema de la comunicación” ante toda la sociedad. Aseguró que los trabajadores “somos muy críticos con el sector empleador ya que insistimos en abrir los yacimientos”.  Ampliando más sus conceptos explicó que “si no permitimos que la gente, el periodismo, los chicos de la escuela, los docentes o toda la comunidad puedan ver y saber de qué se trata, la gente piensa mal, y si a eso le agregamos que después existe un derrame es difícil que crean”.

Reiteró con énfasis que “no comprende si el tema de la comunicación no se aborda por qué no se sabe, no se quiere o no se puede” considerando que esta situación “es una falta grande” cuando se hace minería de primer mundo.

Reflexionó más sobre este aspecto al sentenciar que “existe gente que se manifiesta en contra porque no sabe sobre la actividad, particularmente se debe informar a las comunidades que están aledañas al proyecto”. En este sentido Laplace resaltó que ya hubo graves horrores en el pasado “y lo estamos pagando hoy, como el caso en Mendoza con el uranio, en San Antonio Oeste y en Jujuy con la contaminación del plomo”.

Entiende que “el tema de la comunicación tiene que ver con alcanzar la licencia social, por eso hay que trabajar con los gobiernos provinciales donde está la actividad prohibida, el sector tiene que amigarse con la sociedad porque está mal vista salvo en honrosas excepciones como en San Juan, Catamarca o Santa Cruz”.

Comentó que, con Minera Alumbrera, en Catamarca decían “se van a llevar todo”, después de 20 años de producción, cerrado el proyecto, ya no lo dicen, “ahora la gente pregunta ¿qué hicieron con la riqueza que generó?”.

En otro orden de temas que abordó se refirió a la Ley de Glaciares, Al respecto sentenció que todos “saben que es una Ley que se ha hecho con intenciones políticas, es una normativa que no ayuda para nada a la actividad minera”, aclarando que “esto no quiere decir que no estemos de acuerdo con resguardar los glaciares, estamos totalmente de acuerdo en cuidarlos. Ahora cuando uno habla de ambiente periglaciar es muy cuestionable” al no estar debidamente definido este aspecto.

“Existen infinidad de opiniones al respecto, y no todo el mundo opina lo mismo, entonces se debería hacer una ley que defina bien el ambiente glaciar o periglaciar  ya que ahora ésta es un cuello de botella, porque existen proyectos que se podrían construir, pero con la ley tal cual está, va a ser difícil de lograr la aprobación de los informes de impacto ambiental” explicó en forma elocuente y precisa.

También especificó que desde AOMA, en reiteradas oportunidades, se reclamó la necesidad de legislar sobre el cierre de mina.  A tal fin manifestó que “desde nuestra óptica es una herramienta que permitirá llevarle más tranquilidad y más claridad al inversor porque sabrá cómo arranca el proyecto y como lo tiene que terminar, y además dará más certezas a la sociedad” dijo.

Al mismo tiempo agregó que existen provincias que están legislando sobre el cierre de los proyectos mineros, para lo cual “debemos federalizar con pautas comunes emanadas desde el consenso”, impidiendo de esta forma “armar normativas de un cierre de minas, al libre albedrío que cada provincia legisle de acuerdo a su criterio”.

En su exposición además bregó por la necesidad de regular mejor el tema de las Pymes ya que existe una creación importantísima de proveedores alrededor de un proyecto minero, ante lo cual expresó que “estamos hablando de una actividad que emplea subcontratistas de las contratistas, que en definitiva son las Pymes que más trabajo dan. Por eso hay que regularlas de manera tal de que todos alcancen seguridad jurídica”, incluso principalmente hacia “los trabajadores, y en esto no se está cumpliendo, y tenemos trabajadores de primera, de segunda y de tercera, y estas no son las reglas de juego claras que nosotros entendemos que deben existir” subrayó.

No se privó de referirse acerca de las provincias que tienen prohibición a la actividad minera, hasta aclaró que en algunos casos “existen municipios que han legislado ordenanzas prohibitivas”. Entendiendo que esta situación se agrava “si cualquier provincia legisla abiertamente en forma anticonstitucional, y se empeora cuando la justicia de esa provincia dice que la legislación es legítima y tiene cumplimiento”, poniendo como ejemplo “lo que sucede específicamente en Mendoza”.

 Por último, dejó una petición postergada por el tratamiento legislativo de la jubilación para los trabajadores mineros  asegurando que como “organización sindical también les digo que vamos a seguir insistiendo ante las Cámaras legislativas nacionales para obtener un nuevo régimen previsional”. Especificó finalmente que “hemos hecho ya dos intentos, no hemos tenido suerte, vamos a seguir intentándolo, ya que en un laboreo minero no se puede trabajar con 65 o 70 años, a 4.500 metros de altura con 30° bajo cero en invierno o 45 grados en el verano, así que vamos a seguir insistiendo por un régimen diferencial previsional” concluyó Laplace ante el aplauso de los presentes.

AOMA