Las compañías mineras evitan proyectos ambiciosos a pesar de la subida del precio del oro

0
357

La subida del precio del oro por encima del nivel de los 1,500 dólares la onza, alcanzando su cifra máxima de los últimos seis años, no ha desencadenado una oleada de optimismo entre las compañías mineras ni ha provocado que éstas se lancen a operaciones muy ambiciosas. Más bien al contrario, las mineras mantienen un perfil bajo y se muestran muy prudentes a la hora de encarar nuevos proyectos.


por José Ángel Pedraza

Según explican desde el blog Axios, la guerra comercial ha hecho mella en la confianza de los ejecutivos de las grandes empresas, que se están retrayendo de realizar importantes inversiones y gastos de capital. Incluso las compañías mineras, que se han caracterizado por su tendencia al despilfarro en momentos de subida de los metales preciosos, se han contagiado de esta prudencia.

El pasado día 23 de septiembre, el precio del oro alcanzaba su máximo de las últimas dos semanas, impulsado por la publicación de unas muy discretas cifras de fabricación y crecimiento en la Eurozona, que movieron a los inversores a lanzarse en busca de activos refugio.

Pese a que el oro camina hacia un nuevo máximo histórico, las compañías mineras mantienen en perfil bajo y una prudencia que no les ha caracterizado en su trayectoria reciente. Según Alastair MacDonald, desde The Wall Street Journal, “las mineras de oro aseguran que no tienen planeado lanzarse a los megaproyectos y fiebre de adquisiciones que se produjo durante la última escalada de precios en los años inmediatamente anteriores a 2011. Temerosos de la posible volatilidad de los precios, prefieren aprovechar para reducir deuda y retribuir a sus accionistas”.

MacDonald afirma también que “muchas compañías, entre las que se encuentra la mayor minera de oro mundial, Newmont Goldcorp, aseguran que solo van a aprobar nuevos proyectos si pueden obtener rentabilidad con el oro a 1.200 dólares la onza, un 20% por debajo de la cotización actual del metal”.

Durante la mayor parte de los ocho años que han transcurrido desde 2011, año en que el precio del oro alcanzó su máximo histórico, el metal ha sobrepasado los 1.200 dólares la onza, lo que destaca aún más esta actitud conservadora que han adoptado las compañías mineras.

Oroinformacion.com