Catamarca: Los Apuntes del Secretario piden seriedad para hablar de Agua Rica y aprovechan para “darle” a la UNT y de paso a Manuel Benítez

0
65

El martes, por radio Valle Viejo, nuestros anuncios exclusivos sobre la minería y el reciente acuerdo que refrendaron las empresas –Yamana, Glencore y Newmont- con YMAD merecieron opiniones que no se ajustan a la verdad y que, sin dudas, llevaron una gran carga de subjetividad.

Por empezar, se afirmó que la negociación estaba en marcha. No es así. La refrendó, selló y lacró la mayoría del directorio de YMAD (estuvieron ausentes los dos representantes de la Universidad de Tucumán) en total coincidencia con el gobierno de Mauricio Macri, que fue el principal interesado en alentar este avance que tiene características históricas por lo que representa para el futuro de la provincia y para el presente si consideramos que se asegura el funcionamiento de Farallón Negro, el yacimiento que dio origen a la creación de YMAD y hoy permite que casi 500 familias tengan una fuente de trabajo como pocas existen en Catamarca

También se habló durante el interviú periodístico que la Universidad de Tucumán realizó un estudio sobre Agua Rica que arrojó peligros de contaminación. Eso se hizo hace 11 años y nada, pero absolutamente nada, tiene que ver con el nuevo proyecto.

Aquel afectaba al centro urbano de la ciudad de Andalgalá. El nuevo ni siquiera lo roza. El material, cuando llegue el momento de la explotación –año 2025 aproximadamente- será transportado desde Agua Rica a las instalaciones de Alumbrera mediante una cinta que se extenderá por unos 30 kilómetros.

Más allá de estos detalles, por todo lo que significa la minería para Catamarca, el tema debería ser tratado con mayor seriedad y no permitir que las chicanas políticas o personales lo ensombrezcan y/o desinformen.

Un último dato por si quede algún despistado: la Universidad de Tucumán, que usufructúa grandemente de nuestras riquezas naturales, siempre jugó en contra de Catamarca dentro de YMAD. Lo que decimos puede comprobarse con las votaciones de sus representantes, que por años actuaron en yunta con el expresidente del organismo, Manuel Benítez. Más todavía. Este hombre pretendía que, dejando afuera a la provincia (CAMYEN), fuera YMAD el que hiciera el acuerdo con Yamana para el cobro de utilidades. ¡Todo a gusto del paladar de la UNT!

El Esquiú