Para Carlocchia, La minería quiere contribuir al desarrollo, pero “todos deben ganar”

0
30

Tras asumir como presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Alberto Carlocchia, apunta a darle a la entidad una impronta federal. Dijo además, que “cualquier impuesto, tasa, contribución, regalía o derecho de exportación que esté asociado pura y exclusivamente a la venta, lo único que hace es paralizar la inversión”.

Por Sabrina Pont

El flamante presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Alberto Carlocchia, definió como los ejes de su gestión el posicionamiento de la industria como un jugador importante en el país y con visión federal.

“No todas las regiones son iguales y no es lo mismo hacer minería en uno u otro sector del país, pero sí hay pautas de trabajo comunes con las que podremos avanzar en la territorialidad. Esto depende más de las Cámaras provinciales que de CAEM, por lo que este trabajo conjunto y particular con cada región será fundamental para lograr el federalismo”, señaló Carlocchia, en una charla de la que participó Santa Cruz Produce.

“La Argentina tiene varios complejos exportadores donde obviamente sobresale el agro, pero la minería viene oscilando entre el cuarto y el sexto lugar con un potencial tremendo. En situaciones difíciles como las que estamos viviendo hoy, no nos podemos dar el lujo de dejar de lado oportunidades de inversión que generan desarrollo y que son inversiones que se plantan, no que entran y salen. Están bien identificadas con cada región y proveen un desarrollo muy puntual”, completó.

Carlocchia cuenta con más de 20 años de experiencia en la industria minera y hoy es gerente de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad de Patagonia Gold, una metalífera nacional del empresario Carlos Miguens. La flamante Comisión Directiva que conduce por primera vez integra en la toma de decisiones a dos mujeres, ellas son María Eugenia Sampalione de Newmont Goldcorp, quien asumió como vicepresidenta segunda, y Carina Zini de Minera Don Nicolás, como vocal. Ambas representan, al igual que Carlocchia, proyectos metalíferos de la provincia de Santa Cruz.

—¿Cuáles son sus expectativas para la minería en un potencial gobierno de Alberto Fernández?

—Observamos una situación difícil independientemente de quien gane en octubre. Creo que habrá que replantear la política y virar hacia una visión productiva. El mensaje que nos dejaron las últimas reuniones con Alberto Fernández fue de una Argentina productiva que necesita exportar. La exportación se genera con producción nacional, y para eso hay que generar las condiciones necesarias para que la inversión se haga, ya sea por capitales nacionales o extranjeros. No hay distinción en eso mientras sean inversiones productivas. Así se desarrollan los países: a través de su producción y exportación. Mi planteo en la reunión con el candidato del Frente de Todos fue que la industria minera quiere ser parte de la discusión, porque quiere contribuir al desarrollo del país, pero todos tenemos que ganar.

—Y en ese sentido, ¿qué opina de las retenciones?

—Actualmente son temas muy políticos. Yo no vengo a hacer política, pero sí voy a plantear cuáles deberían ser a nuestro criterio las mejores condiciones para generar una inversión. No hay posiciones personales sino institucionales, que las tenemos que trabajar. Personalmente creo que las retenciones, como cualquier impuesto regresivo, matan al desarrollo de cualquier industria. Las retenciones influyen hasta en la exportación de conocimiento y eso definitivamente no ayuda a crecer.

—¿Qué rescata del Nuevo Acuerdo Federal Minero impulsado por el Gobierno de Mauricio Macri?

—No rescato del acuerdo cosas muy buenas desde el punto de vista de la inversión, me parece que entró en un proceso de imposiciones regresivas que lo único que hacen es paralizar la inversión. Te dejan desarrollo de mina en el piso. Cualquier impuesto, tasa, contribución, regalía o derecho de exportación que esté asociado pura y exclusivamente a la venta, te genera regresión e impacta directamente en el costo. No hay países que le impongan a la minería tributos sobre la venta. Tenemos que hablar de utilidades. Quiero que pongamos arriba de la mesa que lo que queremos es hacer minería pero hacerla bien, y eso hace que todos ganemos, porque el 3% de 100 es algo, pero el 3% de nada es nada.

Si nosotros hubiésemos podido participar como sector en la discusión del Nuevo Acuerdo Federal Minero, como cuando se hizo el primer Acuerdo Federal Minero en la década del 90, si hubiésemos tenido el nivel de participación que estoy planteando hoy y que le pedí al candidato Fernández, hubiese sido bueno para todos. Generemos inversión bajo condiciones determinadas y te aseguro que, con esas condiciones y regímenes de tributación más lógicos, el Estado gana más porque al ampliar la torta se logra mayor recaudación.

La Opinión Austral