San Juan: Uñac sostuvo que «Hay que desgravar impuestos en la etapa de exploración»

0
59

A una semana de la elección general, el gobernador Sergio Uñac y líder local del Frente de Todos pasó por el programa «A todo o nada» de Radio Sarmiento y habló de todo. Entre los puntos centrales estuvo su respaldo a Alberto Fernández, la competencia por las bancas nacionales y temas de su próxima gestión.

– ¿Qué significa para usted el gesto de Alberto Fernández de invitarlo al debate presidencial?

– Primero, un reconocimiento a San Juan, no a mí en persona, a la gestión, a los sanjuaninos, a lo que hemos desarrollado en estos últimos casi cuatro años, que se suman a los otros doce que la gestión justicialista ha desarrollado en la provincia. Implica también mucha responsabilidad porque van a haber preguntas, antes y después del debate, en las que deberemos estar a la altura de las circunstancias para contarle a los argentinos cuáles son los ejes del proyecto que representa Alberto Fernández. No tenemos ninguna duda que el resultado va a ser a su favor. El país está definido sobre qué va a votar el próximo 27 de octubre. Ya hubo unas PASO en las que la gente se ha expresado. Lo que puede pasar es que se va a mantener la diferencia.

– Alberto Fernández dijo que con Cristina Fernández de Kirchner son lo mismo, ¿lo ve así?

– Cuando dice que son lo mismo es porque tienen la misma estructura de pensamiento, pero no quiere decir que vaya a hacer lo mismo respecto de lo que hizo Cristina. Los dos están pensando que hay que recuperar el consumo porque pueden crecer las fuentes de trabajo. Los dos piensan que hay que recuperar la industria nacional, que este modelo de especulación, en el que la tasa de interés hace imposible el acceso al crédito no llega a ningún buen puerto. Que hay que trabajar fuertemente para hacer descender los niveles de pobreza, de indigencia y que hay que hacer crecer el empleo. Él ha criticado en su momento algunas cuestiones que no le parecían bien del gobierno de Cristina y eso lo sigue manteniendo.

– ¿No le juega en contra en la campaña y a tan pocos días de la elección?

– No, siempre pensando que va a tener su particularidad para ejercer el Gobierno nacional. Es importante que también exprese con anticipación cuál es su esquema de pensamiento respecto del frente que representa. En ese marco ha sido la expresión.

    «El presupuesto se trataría entre el 10 y el 20 de diciembre. Trataremos de que esté a tono con la inflación».

– ¿Existe la posibilidad de que el área de minería tenga sede en San Juan?

– Creo, primero, que la minería va a ser un eje del desarrollo. Sería muy bueno que la Secretaría de Minería volviese a ser Ministerio y que lo ejerza una persona que pueda mostrar solvencia, capacidad y honestidad. Puede haber un Ministerio de Minería itinerante, que esté dos años en San Juan, dos en Catamarca, dos en Salta. Sería importante no solamente federalizar si no descentralizar la gestión. Lo vamos a conversar en profundidad después del 27 de octubre.

– ¿Puede ser Alberto Hensel?

– A mí me gustaría mucho, pero no es algo que tenga la capacidad de poder decidir quién va a ser.

– En el caso que gane Fernández, ¿qué medidas cree que tiene que tomar en minería para potenciar la actividad y que se desarrollen más proyectos?

– Debe haber un paquete de leyes o una ley importante, grande, que toque distintos aspectos de política económica y tributaria.

– ¿Cómo cuáles?

– Lo que hay que incentivar es la inversión. A lo mejor hay que desgravar impuestos en la etapa de exploración.

– ¿Las opciones pueden ser también eliminar las retenciones y modificar la ley de glaciares?

– En ese orden, algún retoque de la política tributaria, por lo menos la etapa de exploración y/o de construcción de los proyectos. Primero hay que explorar para saber y cuantificar que es lo que tenemos, después construir para empezar a explotar un proyecto minero. Bajar presión tributaria. Es algo que se debe, por lo menos, analizar. No quiero decir cosas que después no coincidan con la realidad del proyecto político de Alberto y que uno pueda quedar como anunciando cosas que después no se van a cumplir. También puede ser un camino analizar retenciones.

– ¿Eliminarlas o bajarlas?

– Por lo menos, bajarlas de manera gradual. El tercer punto importante es determinar la ley de glaciares o, por lo menos, ese artículo que también impide un poco la llegada de inversiones, entre tantas otras cosas que se puedan llegar a analizar.

– Con respecto a la ley de glaciares, ¿sería enviar algún tipo de proyecto y retocar la zona glaciar?

– Si, fundamentalmente la periglaciar. De todas maneras, habrá que preparar una ley que toque muchos puntos, no solamente esto que estoy marcando. Para eso es importante un buen ministro de Minería, un buen asesor técnico o la oficina Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación para que mire cuáles son los puntos, preparar distintas leyes que toquen las distintas actividades económicas porque lo que está afectada es la inversión, lo que afecta el empleo y repercute en la caída del consumo. Estos son los tres grandes problemas que tiene la economía argentina.

– ¿Qué le faltó a la gestión macrista para poder avanzar con el Túnel de Agua Negra?

– Decisión política, porque lo demás estaba: el proyecto está terminado, la licitación está disparada y en ejecución, y está el financiamiento, el cual mucho tuvo que ver el gobierno nacional para conseguirlo. Pero mucho tiene que ver el gobierno de Argentina y el de Chile en este amesetamiento que está teniendo una obra que es estratégica no solamente para San Juan.

– ¿Cómo graficaría esa falta de decisión política teniendo en cuenta que lo que se ve es que la mayor traba está en Chile, en donde dicen que el túnel sale el doble del financiamiento del BID?

– Le faltó gestión. Esto tendría que haberlo liderado y no haber dejado que Chile tome el liderazgo de trabar algo que ellos mismos, en la gestión pasada, dijeron que era sumamente interesante y oportuno. Están las declaraciones de los mismos funcionarios. En muchas áreas se han repetido los funcionarios de Piñera de su primer y segundo mandato. Pero quiero ser sumamente optimista. El 10 de diciembre va a haber un nuevo gobierno. Lo que hay que hacer es sentarse con Chile, determinar cuáles son los puntos y los cuestionamientos y buscar un punto medio y ejecutar el proyecto. Se pueden buscar muchas alternativas, hay cláusulas de salida respecto de la licitación, por ejemplo.

– En la elección local, ¿van a meter dos o tres diputados nacionales?

– Estamos trabajando para que ingresen los tres. Sabemos que no es tarea fácil. Tenemos personas con muchísima capacidad, con experiencia probada, pero la oposición también muestra referentes que también tienen su trayectoria. Si se repite el resultado que tuvimos el 11 de agosto, José Luis Gioja y Graciela Caselles ingresan con seguridad. Hemos incrementado la acción política para poder obtener el mejor resultado. En lo personal, le pido a los sanjuaninos que acompañen a los candidatos del Frente de Todos porque San Juan necesita tener voz en el Congreso Nacional, porque se viene una nueva etapa de la política argentina en la que cuanto más podamos aportar será mucho mejor.

-En el caso que ingrese Marcelo Orrego, del Frente Juntos por el Cambio, ¿va a ser una voz que defienda a los sanjuaninos o va a estar más ligada al macrismo?

-Eso lo debería responder Marcelo. Yo voy a convocar a todos los que ingresen a que podamos defender los intereses de San Juan, que son uniformes e idénticos a todos los frentes. En el caso que no obtengamos los tres diputados, vamos a convocar a quien sea el tercero, no para que se sume a trabajar con nosotros, pero para que tenga en cuenta que la única brújula que debemos seguir son los intereses de los sanjuaninos.

– ¿Será como un aliado en ejes locales?

– Lo voy a convocar a que acompañe cada una de las políticas que determinemos. No sé cuál es el nivel de compromiso de él con el Frente Cambiemos. Eso lo tiene que definir él.

– Con respecto a la deuda que mantiene Nación con la provincia por obras viales, si Macri termina su mandato el 10 de diciembre, ¿cómo va a ser el cobro de esa deuda con Fernández?

– Va a ser mucho más rápido el cobro porque voy a poder acudir a amigos que van a entender que San Juan tiene una situación diferencial y que esta política que hemos armado ha impactado en que esta sea una de las provincias que menor desempleo tiene en todo el contexto nacional.

– En el caso que haya un recambio de gestión presidencial, ¿da por perdido el cobro con la actual gestión?

– Estoy abierto a cualquier propuesta. Lo que le faltó es el timming político para decir que esta es una gestión ordenada, que colaboró, que no se retiró cuando había que pagar certificados nacionales porque la obra pública está y también generamos empleo. Eso fue lo que motivó firmar esos convenios para poder lograr estos nuevos ingresos que tiene la provincia. Con Fernández vamos a sumar a lo que es el ingreso por Ruta 20 que comunica Capital, Santa Lucía, 9 de Julio y Caucete. Lo que vamos a hacer es recuperar parte de esto que hemos puesto en Vialidad y ofrecerlo como nueva inversión para poder seguir incorporando obra pública.

– ¿Va a terminar levantando las demandas en un eventual gobierno de Fernández?

– En principio, levantar las demandas va a implicar alguna propuesta que deberemos analizar. Por lo pronto, vamos a seguir la vía judicial, porque esto no es para con uno o para con otro. Es un reclamo de dinero que es de los sanjuaninos y que debo proteger, cualquiera sea el gobierno. Con Alberto Fernández va a ser mucho más fácil ponernos de acuerdo. Eso lo debemos recuperar, veremos la manera.

– ¿Va a sostener la cláusula gatillo el año que viene?

– Estamos intentando mantenerla este año. No se imaginan los esfuerzos que estamos haciendo para tener ingresos que promedien el 40 y pico por ciento para pagar una cláusula gatillo que supere el 50 por ciento.

– Dice que están tratando de mantenerla este año, ¿hay alguna duda de no sostenerla?

– No, estamos intentando poder hacerlo, pero créanme que la situación es muy delicada.

– ¿La descarta para el año que viene?

– No la descarto, pero queremos ver cómo se va a comportar la economía. Hay que ver cómo termina este año, cómo empieza el que viene y cuál es el marco de las negociaciones salariales que vamos a tener.

– ¿Cuáles van a ser los ejes de su nueva gestión?

– Mucho apoyo a la producción, mucho desarrollo de la obra pública. Hemos cumplido con mucha infraestructura sanitaria, educativa y deportiva. La mayor cantidad de esfuerzo económico va a estar concentrado en casas, porque es lo que más mano de obra genera y cumplimos con la sociedad sanjuanina. Obviamente, mantener los servicios básicos, salud, seguridad, educación, y los programas que son distintivos de San Juan, como el 1.000 días.

– ¿Dónde se ve dentro de cuatro años? ¿Está pensando en otro mandato?

– El tercer mandato, por Constitución, está habilitado y no está superpuesto con el primer periodo que tuve de vicegobernador. La verdad es que no puedo imaginarme respecto de cuatro años más. Pero en 2023 me veo más en tareas ejecutivas que en legislativas.

– ¿Ejecutiva y a nivel nacional?

– No, solamente ejecutiva dije. Puede ser ejecutiva a nivel local.

– ¿Y puede ser nacional?

– No lo descartaría, en el marco de la definición tan extendida en el tiempo y las posibilidades tan amplias. Pero apuesto a que Fernández logre la victoria y se quede ocho años. Eso daría la posibilidad de desarrollar un programa de gobierno bien federal, nacional, con acento en la generación de empleo.

Diario de Cuyo