Minería nacional: La indefinición por el cargo Vs. las necesidades del país

0
294

Hensel y Micone estarían posicionados para ser la autoridad minera nacional. Pese a ello, apareció en escena Lucía Corpacci, pero aún no está definido. Este jueves 14 se reúnen nuevamente en el PJ, faltan ideas, sobran aspirantes. Se sigue exhibiendo una industria sin identidad definida y carente de rumbo firme.

Un minúsculo grupo de encubiertos candidatos cinchan por ingresar en la última línea de candidatos a ocupar la inminente Secretaría de Minería de la Nación. Casi estaría descartada la reedición de un ministerio que incluya a esta industria, la apetencia por ser nominado o nominada se convierte, para algunos/algunas, en una cuestión de vida o muerte. Lo cierto es que, los referentes de energía eléctrica e hidrocarburos, se muestran esquivos de compartir estrato gubernamental con esta actividad industrial. No obstante todavía Alberto Fernández no dio su veredicto para el rango que tendrá la minería en su gobierno.

A los nombres de Alberto Hensel y Rodolfo Micone, que fueron los que picaron en punta, en los últimos quince días aparecieron en escena los “corre ve y dile” de aquéllos conocidos de siempre que se prenden en “la calesita” para mostrase en movimiento y disponibles esperando manotear la sortija.

Es así que se los han visto muy activos a Hugo Nielson y Felipe Saavedra, y algo más atrás, desde Santa Cruz, el actual ministro de Producción provincial,  Leonardo Álvarez. Tampoco faltó el que haga correr la voz que el impresentable de Jorge Mayoral “amenace” con volver, algo muy lejos que suceda realmente.

Como se observará existen para todos los gustos. A los nombrados, que forman la comitiva de los “descartables”, son los arribistas que siempre aparecen moviendo el rabo para que en el final de la búsqueda, alguien los tenga en cuenta y les “tire un hueso”. Esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en el año 2015 no se lo ve al directivo de la Universidad Nacional de San Martín abonado de reportajes y acompañado por comunicados de tres líneas con una extensa nómina de asesores.

A su vez, Saavedra, a quien no se le conoce alguna idea superadora, ahora se animó a romper el ostracismo tras su lamentable final de gestión como ministro en su provincia, que culminó con denuncias  y las contaminaciones de Barrick como consecuencia de ausencia de rigurosos controles, aparece ahora bajo la generosa sombra del “prócer minero” José Luis Gioja.

En cambio Alvarez, muy callado pero con la anhelada intención de arribar a Buenos Aires con un equipo afilado en cuestiones de “operativa minera” que incluiría a otros funcionarios actuales y algún gremialista de su provincia. De los tres nombrados, es el más temido por los ejecutivos de las mineras.

En cambio, por otro lado, se encuentran los más firmes candidatos del sector provenientes de la trifásica del Estado, tal es el caso de Rodolfo Micone, actual secretario de Minería de Catamarca y presidente del Consejo Federal de Minería. Si bien le gustaría abordar la experiencia nacional, en este momento le seduce la idea de continuar en el cargo, propuesta que le hizo en Australia el gobernador electo de Catamarca Raúl Jalil. Micone no descartó la posibilidad de arribar a la avenida Roca, él sabe que posee un condicionante, la idea de que Lucía Corpacci se haga cargo del área, situación que se mantiene en secreto, pero que alentaría su esposo Ángel Mercado, actual vicepresidente de YMAD, la empresa socia de Minera Alumbrera.

Por su parte Alberto Hensel, actual ministro de Minería de San Juan, sigue siendo el preferido de las empresas mineras y de los cuadros técnicos-políticos que deambulan en el sector. Es sin duda el de mayor consenso, pese a que su mayor resistencia se sostiene en un referente político de la minería. No obstante es el de mejor perfil y relacionamiento dentro de la industria. Con algo poco común en esta actividad, cuando no sabe de un tema busca a quienes le pueden aportar información, al mismo tiempo intenta rodearse de buenos asesores, esto es algo revolucionario si analizamos la historia sectorial desde 2002 a la fecha.

Este jueves 14 en el PJ

Los coordinadores de los cuerpos técnicos del Partido Justicialista nuevamente se reúnen en la Ciudad de Buenos Aires este jueves 14 al medio día en la sede central ubicada en Matheu 130.

Si bien no está muy claro para que se reúnen, todo indicaría que es para continuar con las dos reuniones previas que ya se han realizado en los meses de agosto y septiembre pasado. En ambos encuentros se intentó confeccionar algunos ejes pero los mismos no llegaron a ser presentados al ahora presidente electo, Alberto Fernández, cuando este presentó en la sede partidaria y se le hizo entrega de los trabajos de  los cuerpos técnicos donde faltó, entre algún otro, el plan minería.

Se dice que de este encuentro planificado han confirmado su presencia representantes de La Rioja, San Juan, Santa Cruz, Catamarca y Buenos Aires entre otras jurisdicciones. Algunos referentes ya anunciaron a los organizadores que no serán de la partida “por cuestiones de agenda”.

Credibilidad y certezas: Una necesidad que exige la hora del país

Mostrar una industria amalgamada y fortalecida en una necesidad imperiosa. No sólo hay que proclamarla, hay que exhibirla desde los hechos. Esta industria carece de “testimonios” a la hora de reclamar una Política de Estado capaz de poder permitir que nuevamente se produzca el tan mentado “boom minero” de los noventa y de comienzo de siglo.

¿Habrá llegado la hora de romper los individualismos y trabajar en equipo pese a las diferencias? No sólo ello, hay que ser trasparentes, convincentes y creíbles. Definir claramente aspectos sobre ser sustentable o la práctica de Responsabilidad Social Empresaria. Como así también brindar calidad en la información genuina por el uso de los recursos naturales no renovables y sus resultados.

Ya la sociedad demostró que la necesidad, algunas veces por suerte, “no tiene cara de hereje”.

Sólo se debe recordar que en el año 2003 en Esquel había más de un 30 % de desocupados y en el plebiscito convocado por el Si o No al proyecto minero “El Desquite” después rebautizado “Suyai”, se perdió 81 a 19 %. Conclusión: ni la desocupación ni las necesidades elementales insatisfechas fueron conquistadas por el discurso de “la felicidad y el progreso”. Es imprescindible recordar esto para no reiterar horrores de la historia.

Hoy la minería debería ser protagonista del despegue del país, en esta coyuntura cuenta con la decisión y el apoyo explícito del electo presidente. ¿No sería un buen correlato mostrar seriedad y predisposición para sumar a esta actividad a las necesidades del país?

Para eso habría que elaborar propuestas concretas y no reiterar demandas que llevan décadas. Mineros a las cosas.

Se necesitan ideas para una Argentina que requiere ponerse de pié, y la industria minera puede aportarlas. Por eso, los que deban hacerlo que lo hagan y a dejar de perder el tiempo.

Prensa GeoMinera