Alberto Fernández ya da señales claras sobre las retenciones a la exportación

0
59

El presidente electo afirmó que las cuentas de su gestión dependerán mucho de los sectores exportadores. Les pide un «esfuerzo» para superar la crisis

A menos de un mes de su asunción, Alberto Fernández ya va a anticipando que una gran cantidad de sectores de la economía deberán realizar un esfuerzo para superar la crisis.

En este marco, Fernández deslizó la posibilidad de aumentar o aplicar retenciones a las exportaciones.

En una entrevista con el diario Página 12, reiteró que «en la Argentina que viene todos tenemos que hacer un esfuerzo. Lo tendrá que hacer el sector del petróleo, el minero y el del campo. Todos los que producen tendrán que hacer un esfuerzo». Antes había argumentado la elección de esos sectores al señalar: «Mis socios más importantes en el gobierno van a ser los que exporten. Porque los que exportan son los que traen divisas».

Y agregó: «Me encantaría no cobrar retenciones, pero le hubieran dicho a Macri, que me va a dejar 5 o 6 puntos de déficit fiscal. Díganme cómo quieren que tenga déficit cero sin mejorar mis ingresos. Una parte lo voy a mejorar haciendo crecer la economía, pero en un primer momento van a tener que hacer un aporte todos».

Los tres sectores mencionados por Fernández pagaban retenciones a las exportaciones desde 2002, con la sanción de la ley de emergencia económica. El sector agropecuario sufrió sucesivos aumentos durante los gobiernos kirchneristas, hasta el fuerte conflicto de 2008. También al sector de hidrocarburos se le fueron aplicando distintas alícuotas como una manera de regular el precio local del barril de crudo y su impacto en los precios de los combustibles.

Apenas asumió el gobierno, Mauricio Macri cumplió su promesa de campaña y eliminó el gravamen a las exportaciones de hidrocarburos, de la minería y de maíz, trigo y girasol, y redujo las de la soja de 35% a 30%. En este último cultivo había prometido bajar 5 puntos por año hasta llegar a 15% a fin de este año, pero en este caso incumplió su compromiso ante la necesidad de garantizar la recaudación fiscal.

En septiembre del año pasado, para garantizar las metas acordadas con el FMI para el otorgamiento del préstamo vigente por u$s56.300 millones, el entonces ministro Nicolás Dujovne dispuso aplicar una alícuota de 4 pesos por dólar exportado a los tres sectores, situación que se mantiene hasta la actualidad.

En diciembre de 2018, el sector petrolero estimaba que el cobro de retenciones permitiría recaudar unos u$s100 millones en 2019, pero a su vez, que demoraría el ingreso de inversiones por unos u$s1000 millones, según publicó el sitio EconoJournal.

Un estudio de la Cámara de Empresarios Mineros (CAEM) calculó que el costo fiscal por la eliminación de las retenciones al inicio de la actual administración fue de u$s128 millones, señala La Nación.

Ante los trascendidos de las medidas que tomaría el gobierno de Fernández después del 10 de diciembre, distintas entidades del campo advirtieron su rechazo a un aumento de las retenciones. «Esta compleja situación no se resuelve con un aumento de la presión impositiva, ya de por sí insoportable, ni con nuevos tributos ni derechos de exportación. Insistir con las retenciones sería contraproducente: generaría una caída de la producción, de la actividad y del empleo», expresaron un grupo de delegados de la Sociedad Rural Argentina

Iprofesional.com